Revista Galería
MIRADOR | RECORRIDO

Una temporada atípica en el Este

Una recorrida por La Barra, Manantiales y José Ignacio en un verano prácticamente sin turistas extranjeros

07.01.2021
2021-01-07T07:00:00
Compartir en


Fotos: Lucía Durán, Adrian Echeverriaga, Mauricio Rodríguez

En el verano, el Este de Uruguay solía convertirse en un punto requerido por muchos turistas locales y principalmente extranjeros que llegaban al país. Sin embargo, como consecuencia del Covid-19 se produjeron cambios en el turismo local que llevaron a los uruguayos a disfrutar del verano dentro de fronteras.

La lista de propuestas para esta temporada es extensa: desde locales de moda, galerías de arte, paradores y restaurantes hasta pistas de skate, prácticas de surf y diversas actividades al aire libre.

Los uruguayos esperaban con ansias las altas temperaturas de enero para disfrutar de un baño en el mar y encuentros que en espacios cerrados se vuelven difíciles por el distanciamiento social. Entre las playas favoritas de quienes visitan el Este se encuentra Bikini, ubicada a pocas cuadras del centro de Manantiales. Una de las características de este lugar, además del oleaje, es su amplitud. La gran extensión de arena hace posible realizar actividades que van desde practicar deporte y realizar juegos hasta lograr pequeñas reuniones con una separación considerable entre las personas.

Otra de las particularidades de Bikini es que es de los puntos más elegidos para disfrutar del atardecer. La ubicación no permite ver cuando se esconde el sol, pero sí cómo el cielo se tiñe de colores rojizos que permiten visualizar el skyline de la ciudad.

Saliendo de la playa, durante los meses de calor en Maldonado existen interesantes propuestas vinculadas al mundo de la moda. La mayoría de las tiendas destacadas de La Barra, Manantiales y José Ignacio hacen una curaduría cuidadosa de productos de marcas, tanto locales como internacionales. Una de ellas es Petra, que con más de cinco años en La Barra ofrece indumentaria femenina clásica y fresca. Allí el lino es uno de los protagonistas, así como el cashmere y la viscosa italiana. Esta temporada, para complementar las colecciones atemporales de colores tierra, la marca incorporó acentos de color como el lila, el fucsia, el rojo y el azul. Petra ofrece también calzado de cuero fabricado en Uruguay, accesorios y bikinis.

A su vez, entre las novedades y las propuestas de entretenimiento aparece El Spot, un espacio ubicado sobre avenida Héctor Soria y José Ignacio (La Juanita), ideal para comer una pizza entre amigos al aire libre, tomar una cerveza y andar en skate en la pista recientemente inaugurada. Esta novedosa propuesta es ideal para jóvenes que buscan divertirse y, principalmente, que disfrutan de practicar este deporte.

A estas opciones también se suma un amplio circuito gastronómico constituido por clásicos y propuestas nuevas que complementan la oferta del verano. Entre ellos está Ferona Social Club, con un menú inspirado en pequeños platos elaborados con productos de la zona. Allí se destacan la panera de focaccia con huevo frito, la causa de mejillones y las empanadas de cordero braseado hechas con masa casera, entre otras tantas opciones.

A metros de este local se encuentra Juana Cocina Bar, otro pequeño y cálido restaurante ubicado en La Juanita. Su cuidada y sencilla carta está elaborada con productos locales y conformada por una completa barra de tragos y cervezas artesanales ideales para disfrutar en las noches cálidas.

Más sobre el centro de José Ignacio también funciona La Excusa Café & Restó. Este local gastronómico, que cumple su cuarta temporada en el pueblo, destaca por sus deliciosas preparaciones y por sus característicos waffles, que resultan ideales para la hora de la merienda. Además sirven café de especialidad y otras opciones saludables para el desayuno, el almuerzo, la merienda o la cena.

El primer día del año también abrió sus puertas en José Ignacio La Boulangerie, un café dedicado a la bollería francesa ideal para desayunar o disfrutar de un licuado fresco tras subir de la playa. Algunos de los productos destacados son pan de masa madre, de campo y francés, sandwiches artesanales y rolls de canela y de crema pastelera. El lugar abre sus puertas de ocho a 13 horas y de 17 a 20, con un corte en el medio con el objetivo de ofrecer los productos más frescos, tanto en la mañana como en la tarde.

Por último, y ya sobre el kilómetro 185 de la Ruta 10, se encuentra el Parador Laguna Escondida, a cargo de Eugenio Fontes Garzón, Juan Albanell y Tomás Perazzo. "Siempre nos motivó la idea de tener algo en la playa porque somos surfistas y nos gusta la playa de toda la vida", contó Albanell.

En este nuevo lugar se ofrecen diversas propuestas, desde opciones gastronómicas y bebidas hasta deportes como surf y kitesurf y actividades acuáticas como kayak, que se realizan dentro del barrio Laguna Escondida. "Estamos buscando que el parador tenga una filosofía fuerte en el plano del deporte", agregó. Parador Laguna Escondida está abierto todos los días de 11 de la mañana a 19 horas.