Cultura
Los libros de julio

Una selección de lecturas para el invierno

La Bic de Dios, de Fernando Villalba y los Cuentos impensados de Leo Maslíah. Tan cerca de brillar, el conmovedor relato de Jorge Bafico acerca de una dolorosa odisea vivida en primera persona. Una aventura de meditación vipassana de la mano de Tato López y el regreso de Eduardo Sacheri al mundo del fútbol. Relatos eróticos de Marosa di Giorgio: bellos, monstruosos, seductores, y en nuevas ediciones. Un ensayo filosófico de Brian O’Connor sobre el valor del ocio en tiempos de multitasking. Y el retorno del rey: Stephen King y su capacidad para retratar todo lo dulce y todo lo escalofriante de una infancia peculiar en Después, thriller de terror protagonizado por un niño que ve gente muerta.

03.07.2021

Lectura: 8'

2021-07-03T07:00:00
Compartir en

La Bic de Dios, de Fernando Villalba
Como el libro sagrado del cristianismo y el judaísmo, la novela del uruguayo Fernando Villalba (finalista del Premio Planeta por El pañuelo del mago) está estructurada en versículos. Aquí está Dios, que bajo el nombre y la piel de Gutiérrez, dibujante y ornitólogo, lleva un tiempo internado en un psiquiátrico. Está el médico que lo atiende, el doctor Saúl Rotwer, que también es el director del hospital y el responsable técnico del Sintornillos, el equipo de fútbol del nosocomio. Y, en el puente que separa la colonia psiquiátrica de una pequeña ciudad llamada Santa Eulalia, se encuentra Estela María, "entrenando un deporte pasión del Uruguay", según sus propias palabras: matarse. Un siniestro de tránsito conectará a estos tres personajes -que a su vez están conectados con otros más-, y esta conexión cambiará sus vidas y, claro, su percepción del mundo. Un mundo en el que también está el Diablo, por supuesto.
Fin de Siglo, 520 páginas, 880 pesos


 

Cuentos impensados, de Leo Maslíah
Hay cuentos breves, muy breves, microrrelatos de unas pocas líneas, y otros más extensos, desplegados a lo largo de varias páginas. Entre ambos extremos: cuentos que son canciones, cuadros o enumeraciones, relatos con incrustaciones de poemas, un guion para una historieta, una lista de compras imposibles (o no). Y muchos juegos de palabras. Y es que hay, en la base de todo, una experimentación constante con las palabras y las formas, la escritura y la lectura asumidas como un juego. Cuentos impensados se publicó originalmente en 2008. Esta nueva edición incluye nueve relatos leídos por el autor, que se activan con el celular mediante el escaneo de la foto que acompaña el texto. El libro se presenta el domingo 4 a las 18 horas por medio del canal de YouTube de Escaramuza Libros.
Criatura, 216 páginas, 590 pesos



Una aventura de meditación vipassana en la tierra del dhamma, de Tato López
Todo empieza en Mysore, India, en 1998, cuando Tato López se topa con Katrina, una morocha de ojos celestes procedente de Hungría que está de paso por aquella ciudad. López es un buscador. Y llevaba tiempo en India, de ashram en ashram, de maestro en maestro, indagando sobre la naturaleza de la mente, sobre el ego y sus trucos, sobre el apego, la aversión y la ignorancia, sobre la impermanencia y la interdependencia de los fenómenos que conforman el flujo vital. La intención de López es ingresar a un instituto de ashtanga yoga. Pero Katrina se dirige a Vagamon para realizar un curso de meditación vipassana. Y hasta allí va Tato. Lo que sigue es el relato generosamente sincero sobre el asombro, la perplejidad, la irritación, la gratitud (en definitiva, el estofado de sentimientos encontrados) que genera el descubrimiento de una antigua y afinada tecnología de conocimiento, la vipassana, que en pali significa, nada más y nada menos, que "ver las cosas tal cual son".
Anicca, 196 páginas, 590 pesos



El funcionamiento general del mundo, de Eduardo Sacheri
Es el regreso al mundo del fútbol del consagrado escritor y guionista argentino Eduardo Sacheri (Buenos Aires, 1967), autor de La pregunta de sus ojos, Papeles en el viento y La noche de la Usina (premio Alfaguara de novela 2016). Aquí, con la historia de Federico Benítez, quien, junto con sus hijos adolescentes, emprende un improvisado e imprevisto viaje en auto hacia la Patagonia. En el camino, mientras administra las peleas, las discusiones y los roces típicos que se producen durante largos trayectos, recuerda y les relata a sus hijos la historia de cuando, en 1983, año bisagra para la democracia argentina, siendo él un adolescente participó en un importante, especial y arbitrario campeonato de fútbol escolar. Sacheri, que al igual que sus protagonistas en 2019 hizo un viaje de 4.500 kilómetros por las rutas del sur, teje una novela de carreteras, un relato de iniciación, sobre lo que sucede cuando surge la necesidad de revisar el pasado, sobre el gradual y a veces accidentado proceso de adaptación de las personas a una nueva realidad que no por muy deseada deja de ser misteriosa e incluso desconcertante.
Alfaguara, 368 páginas, 850 pesos


 

Relatos eróticos de Marosa di Giorgio
"Nadie ha hecho en nuestro idioma algo parecido", dice Ana Inés Larre Borges en la contratapa de Rosa mística (2003), exótica y exquisita amalgama de relatos eróticos (a la que se acopla Lumínile) que HUM acaba de editar junto con Misales (1993, una treintena de cuentos libertinos) y Camino de las pedrerías (1997, una comunión mutante entre lo bello y lo monstruoso, entre lo sagrado y lo profano), de la sorprendente e inagotable Marosa di Giorgio (Salto, 1932 - Montevideo, 2004). Bellísimas y cuidadas ediciones (el diseño de cubierta es de Lucía Boiani) que contienen escenas alucinantes y alucinadas de misticismo y sensualidad (y de una sensualidad mística y un erotismo arcano), entre lirios, nardos y claveles, entre hongos y piedras preciosas, entre vestidos de novia y pezones como perlas, entre lobos y serpientes. Relatos de una musicalidad celestial con criaturas imposibles como el Gran Ratón Dorado o el Gran Tatú, con seres que llevan nombres que parecen exiliados de cuentos de hadas (Diamanta, Elvia, Lavinia, Elinor, Diamel, Elvirei). Extraña, fascinante e inquietante, la obra de Marosa es inclasificable. Ni siquiera ella cedía al intento de calificar lo que escribía, lo vivía apasionadamente. Y así, aun cuando escribía cuentos, hacía poesía.
Misales (174 páginas), Camino de las pedrerías (178 páginas), Rosa Mística (138 páginas), HUM, 450 pesos cada uno


 

Elogio de la ociosidad, de Brian O'Connor
En tiempos de multitasking, hiperproductividad y multiempleo, en una época en la que cualquier actividad que no sea el trabajo y la superación profesional puede parecer un lujo, una vulgaridad o un fracaso personal, un ensayo filosófico sobre el valor de no hacer nada se presenta, cuanto menos, como una transgresión. O'Connor, doctor en Filosofía por la Universidad de Oxford y profesor en el University College Dublin, explora el pensamiento de algunos de los filósofos modernos más influyentes (Kant, Marx, Hegel, Schopenhauer, de Beauvoir) y se permite cuestionar sus narrativas respecto a la ociosidad, al tiempo que ofrece una visión más amplia acerca de un fenómeno que resulta bastante más complejo y que, en definitiva, tiene mucho que ver con la verdadera libertad.
Koan, 200 páginas, 790 pesos


 

Tan cerca de brillar, de Jorge Bafico
Ningún idioma ha logrado encapsular en una sola expresión el dolor que produce la pérdida de un hijo. Hay palabras para todo, excepto para eso. Aun así, como una herramienta más para atravesar semejante experiencia, a veces surge la necesidad de recurrir al lenguaje para encontrar un poco de sentido y conseguir, de alguna forma, la sanación. Y esto es lo que hace el psicólogo uruguayo Jorge Bafico, autor de varios títulos, entre ellos La vida sigue, en este conmovedor homenaje a su hijo Benjamín. Suele decirse que una persona muere dos veces. La primera, cuando deja este mundo. La segunda, cuando muere la última persona que la recordaba. Benjamín tuvo un breve paso por la vida. Su padre (y su madre y sus hermanos) atravesaron el dolor de perderlo una vez. Este testimonio valiente, noble y luminoso, también es la demostración de que el paraíso de los que ya no están se encuentra en la memoria de quienes los recuerdan.
Sudamericana, 120 páginas, 490 pesos



Después, de Stephen King
"Pues sí, veo muertos", dice Jamie. "Que yo recuerde, siempre ha sido así. La cosa, sin embargo, no va como en la peli de Bruce Willis", le confiesa al lector, a quien le habla de manera franca y directa. Jamie es el protagonista de la nueva cita anual con el rey, una historia en forma de thriller de terror que al principio podría encasillarse dentro de la literatura juvenil relativamente liviana pero que, con un par de giros estratégicamente ejecutados, se torna más densa y más oscura. La acción avanza a buena velocidad, por medio de capítulos cortos, un estilo ágil, sencillo, muy pulido, guiños a la cultura pop, dardos a la industria editorial y esa irresistible capacidad de King para retratar la infancia, con todo lo dulce y todo lo escalofriante que esa etapa puede tener.
Plaza & Janés, 248 páginas, 890 pesos