Gastronomía
San Patricio

Un día para vestirse de verde

Desde el siglo XVII, en el mundo cada 17 de marzo se celebra al patrono de Irlanda, San Patricio, con desfile, whisky y cerveza negra

17.03.2022 07:00

Lectura: 9'

2022-03-17T07:00:00
Compartir en

Por Marcela Baruch Mangino

Si bien la primera fiesta de san Patricio en Uruguay se conoció recién en el año 2001, de la mano de The Shannon Irish Pub, la declaración del 17 de marzo como día de celebración en honor a este santo, patrono de Irlanda, se dio mucho tiempo antes, en 1631, y se asocia con la fecha de su muerte. Los historiadores cuentan que, un siglo después, la colonia irlandesa en Estados Unidos fue la responsable de vestir al mundo de verde y realizar grandes desfiles con bailes celtas y brindis con las bebidas nacionales del país, whisky y cerveza negra. ¿Cómo se explica este éxito? Irlanda tiene solo 5 millones de habitantes, pero más de 80 millones de descendientes radicados en el extranjero. 

San Patricio era un misionero católico y posteriormente obispo que evangelizó Irlanda en el siglo V. Aunque el país profesa principalmente la religión protestante, venera a esta figura como su patrono por el trabajo que realizó en estas tierras. Sus estudiosos sostienen que en su historia hay varias confusiones y que lo que hoy se celebra es una mezcla de realidad y mitos. Entre estos últimos, se destacan dos historias: la primera es que fue el responsable de desaparecer a las serpientes de Irlanda guiándolas a todas con sus pasos hasta el mar. La segunda es que explicó a los paganos la existencia de la divina trinidad utilizando un trébol de cuatro hojas, un símbolo que hoy identifica tanto a Irlanda como a este día de fiesta.

“Todo el mundo conoce la historia de san Patricio, el hombre que expulsó a las serpientes de Irlanda, derrotó a feroces druidas en concursos de magia y usó el trébol para explicar la Santísima Trinidad a los paganos. Es una gran historia, pero nada de esto es cierto”, escribe el doctor en Estudios Clásicos y Celtas de la Universidad de Harvard Philip Freeman en su libro The World of Saint Patrick, en 2014. En sus textos explica que la leyenda del trébol es posterior a su muerte, así como también sus supuestos enfrentamientos con los druidas. Además, afirma que no existe registro alguno de serpientes en Irlanda, posiblemente porque estas tierras estuvieron por mucho tiempo congeladas.

“La verdadera historia de san Patricio es mucho más interesante que los mitos”, sentencia Freeman en un artículo del órgano de prensa de la Universidad de Oxford OUPblog, titulado The real story of Saint Patrick. Allí devela que lo que se sabe del patrono de Irlanda, que vivió en el siglo V,  proviene de una serie de cartas que escribió en latín a su vejez. Estos textos “cuentan la historia de una vida asombrosa de dolor y sufrimiento, dudas y luchas, pero en última instancia, de fe y esperanza en un mundo que se estaba desmoronando a su alrededor”, comenta el autor.

Patricio, según devela, era un romano de Gran Bretaña que llegó a Irlanda raptado en su adolescencia, después de vivir una vida de lujos. En la isla fue vendido como esclavo y demoró seis años en escapar. “Fue a Irlanda siendo ateo, pero allí escuchó lo que creyó que era la voz de Dios”, relata Freeman. Al regresar, la familia pensó que volvería a ocupar su sitio en la alta sociedad, pero en cambio regresó a Irlanda para evangelizar.

“Irlanda era muy diferente a Gran Bretaña”, explica Freeman, “docenas de pequeños reyes irlandeses gobernaron el campo con la ayuda de guerreros cazadores de cabezas, mientras que los druidas guiaron a sus seguidores en una religión llena de innumerables dioses y tal vez un sacrificio humano ocasional”. Agrega: “Patrick no fue el primer cristiano en llegar a Irlanda; ni siquiera fue el primer obispo. Lo que hizo que Patrick tuviera éxito fue su obstinada determinación y el coraje para enfrentar cualquier peligro que se avecinara y compasión”.
A este santo se le agradece por la construcción de decenas de iglesias y por su trabajo cristiano dentro del país. Durante siglos la celebración del día de la muerte fue puramente religiosa, pero la diáspora irlandesa lo convirtió en una fecha importante en el calendario y construyó una fiesta a su alrededor. Vistió al leprechauns, un duende mitológico que habita en los bosques con chaqueta y gorro alto verde y le puso un trébol en la mano; creó un desfile y hasta llegó a teñir la cerveza de verde.

El primer desfile de san Patricio se realizó en Boston en 1737, seguido por Nueva York y desde allí se fue replicando en otras ciudades de Norteamérica. En 1962, la ciudad de Chicago comenzó a pintar su río del color verde del trébol durante un día, aunque originalmente el santo se asociaba con el azul. Sin embargo, en Irlanda fue meramente una fecha religiosa hasta 1970, cuando se declaró al 17 de marzo como día nacional. 

Un brindis especial. Es común asociar la celebración de san Patricio con un brindis con cerveza negra Guiness y algún whisky del país, de los que en Uruguay se encuentran varias marcas.

Según el Atlas ilustrado del whisky, “las dos bebidas nacionales de Irlanda, la cerveza negra y el whisky, proceden de la cebada. La mayoría de sus whiskeys contienen una parte de cebada sin maltear, que es la que desprende aromas de linaza y aceite, notas de cuero y talabarterías”. La razón de la cebada sin maltear, según explica el Atlas, es que a “principios del siglo XIX un impuesto sobre la malta obligó a ciertas destilerías a utilizar más cantidad de cebada sin maltear, y eso se acabó convirtiendo en un elemento definitorio del sabor de los whiskeys irlandeses”. Esa particularidad le otorga a esta bebida un sabor más suave en comparación, por ejemplo, con el whisky escocés.

Otro factor que interviene en el sabor suave de esta bebida es la manera en la que está hecha. Richard Ausan, especialista en Uruguay, explicó a Galería que este whisky pasa por un proceso de triple destilación en alambique para conseguir el grado alcohólico buscado, y que por eso también su sabor es tenue.

Durante años, el whisky irlandés fue más reconocido y vendido que el escocés. Sin embargo, hubo un tiempo en el que su consumo casi desapareció. A comienzos del siglo XX había solo tres destilerías, una realidad que cambió rápidamente y en la actualidad el país cuenta con más de 30. Ausan comentó que el gran impulsor de este cambio fue la multinacional Pernod Ricard, que impuso su marca Jameson en el mundo, impulsando entre otras acciones el crecimiento de las celebraciones de san Patricio. 

¿De dónde viene la palabra whisky? 

“Los romanos o los normandos trajeron a Irlanda un destilado de la uva llamado aqua vitae (agua de vida), que aquí tradujeron como uisce beatha. Se dice que este término fue deformado por el ejército invasor del rey inglés Enrique II, cuyos soldados decían ushky, que derivó en whiskey”. Fuente: Atlas ilustrado del whisky.

Festejos locales

El especialista en whisky Richard Ausan contó a Galería que el primer pub en festejar san Patricio fue, en 2001, The Shannon Irish Pub, un bar nacido de la experiencia de ver este tipo de locales en el exterior. “Este bar resulta del viaje de Ciencias Económicas de los dueños”, recordó, y precisó que la marca de cervezas Guinness durante años ayudó a emigrantes irlandeses a establecerse con bares inspirados en su país. “Les traían hasta la madera de Irlanda”, dijo. Por esta razón, es común encontrar locales de distintiva inspiración irlandesa en distintas partes del mundo.

Pandemia mediante, después de dos años de ausencia, este año Montevideo no quedará ajeno a las celebraciones de san Patricio. Hoy, Gallagher’s tomará la rambla de Montevideo, a la altura del Yacht Club, desde las 18 horas. A lo largo de una cuadra y media cercada para la ocasión, se desplegará todo el espíritu festivo irlandés. Habrá cervezas, tragos, Food Trucks, DJ y bandas en vivo. 

“Queremos ser fieles a la tradición de esta fiesta, que haya mucho verde, mucho trébol, estará nuestro clásico duende. La idea es ver mucho de la cultura irlandesa. Que sea un ambiente bien festivo. Apuntamos a una fiesta estilo europeo. Queremos que la gente que vaya se lleve una experiencia completa. Llevarlo a otro nivel”, explicó Franco Colella, uno de los organizadores del evento y socio de Gallagher’s, el tradicional pub irlandés ubicado en el corazón de Pocitos.

Las entradas se pueden adquirir por Red Tickets.

Además, habrá fiesta en Baker 's con un trago especialmente diseñado para la noche. The Shannon Irish Pub también espera a quienes quieran celebrar esta fecha con música en vivo en el local y el bar Burlesque volverá a recibir a sus verdes feligreses esta noche. 

Foto: Gastón Tricárico

Foto: Gastón Tricárico

IRISH MANHATTAN 

Por Richard Ausan

Ingredientes

60 ml de Irish Whisky

30 ml de vermú Rosso

1 golpe Angostura Clásico

Preparación

Verter los ingredientes en un vaso refrescador con hielo, mezclar. Servir en copa cóctel decorado con cereza al marrasquino. 

Foto: Adrián Echeverriaga

Foto: Adrián Echeverriaga

Ross 95’

Por Gallagher’s

Ingredientes

45 ml de whisky

45 ml de jugo de limón 

45 ml de almíbar simple 

30 ml de jugo de jengibre

Dash de soda

Preparación

Verter los ingredientes en una coctelera y batir. Servir decorado con pomelo deshidratado y menta.

Foto: Gastón Tricárico

Foto: Gastón Tricárico

SOUR

Por Richard Ausan

40 ml de Irish Whisky

20 ml de jugo de lima

10 ml de Finest Call Elderflower Syrup

Gotas de Angostura Clásico 

Preparación

Colocar los ingredientes en una coctelera y batir. Servir en copa de sour. Decorar con corteza de lima.