Editorial
Editorial de Daniela Bluth

Trump y un libro que revela su esencia más peligrosa

¿Qué llevó a Donald Trump a ser como es?

15.10.2020 08:38

Lectura: 4'

2020-10-15T08:38:00
Compartir en

Por Daniela Bluth

Donald Trump no deja de sorprendernos. Desde que es presidente de Estados Unidos más que nunca, pero desde antes también. Cuando a la distancia parecía impensable que ganara las elecciones de noviembre de 2016, lo consiguió. Después llegaron las acusaciones sobre una votación fraudulenta, la iniciativa de construir un muro en la frontera con México, la guerra comercial contra China, la salida de su país de varios acuerdos multilaterales y organismos internacionales, una reforma fiscal... y la polémica lista de decisiones/acciones sigue. En 2020, su postura ante la pandemia por Covid-19 colocó a EE.UU. a la cabeza en número de infectados y muertos. Negó la gravedad del asunto, menospreció las medidas que se tomaron en otros países, vaticinó una vacuna milagrosa varias veces y hasta se mostró deseoso de contagiarse la enfermedad. En este contexto, y como si su peculiar forma de gobernar no tuviera consecuencias, se volvió a postular a presidente, convencido de que es la mejor opción. Pocos días después del primer debate entre candidatos, en el que se enfrentó a su oponente demócrata Joe Biden, en el que no respetó las reglas -interrumpió, insultó y se burló-, Trump dio positivo al test de coronavirus. Tomó los medicamentos que quiso e hizo el tratamiento que le indicaron sus médicos de confianza. A los 74 años, todo un riesgo, pero a él nada parece detenerlo. La suya es una forma de ser y encarar la vida que, a priori, resulta al menos peculiar. En estos años, más de una vez y más de uno se preguntaron y elaboraron teorías sobre qué lleva a Trump a ser Trump.

Al leer la nota que Patricia Mántaras hizo a partir del libro escrito por su sobrina Mary L. Trump, es posible al menos empezar a entender el porqué de algunas de sus conductas. Primero porque Mary es psicóloga, tiene un máster en Literatura Inglesa y está especializada en Trauma, Psicopatología y Psicología del Desarrollo. Segundo, el título del libro es por demás elocuente: Siempre demasiado y nunca suficiente: Cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo. Y la lista de pistas se completa con el hecho de que la Casa Blanca calificó al trabajo como "un libro de falsedades", que el hermano menor del presidente, Fred Trump, presentó un recurso a la Justicia para detener su publicación y que solo en su primera semana en librerías se vendieron casi un millón y medio de copias.

A grandes rasgos, su sobrina lo describe como un fraude, un manipulador y un narcisista. De todos estos atributos se desprende una mente perversa y mentirosa. Pero, además, lo muestra en acción, con detalles que involucran desde el mundo de los negocios hasta los cumpleaños familiares.

Para ella, la figura que marcó la personalidad de Trump fue la de su padre, al que define como un "sociópata altamente funcional", un hombre duro y ambicioso que lo colocó al frente del negocio familiar a fuerza de castigos y destratos primero y concesiones desmedidas después. "Donald no es simplemente débil, su ego es algo frágil y debe ser reforzado en todo momento porque sabe en el fondo que no es nada de lo que dice ser", señala el libro. Cuando "su monstruo ya había sido liberado" empezaron a ocurrir los contratos engañosos, las evasiones de impuestos, las actitudes racistas y la discriminación sin límites por motivos de género, raza, peso o incluso forma de ser. Tener una actitud "suave" o mostrarse vulnerable era un error imperdonable. "Al limitar el acceso de Donald a sus propios sentimientos y hacer que muchos de ellos sean inaceptables, Fred pervirtió la percepción del mundo de su hijo y dañó su capacidad de vivir en él", escribe Mary. Creció rodeado de falta de empatía, de mentiras que ayudaban a construir mejor la realidad, de la indiferencia entre el bien y el mal y la ausencia de interés por los derechos de los demás, todos rasgos que definían al patriarca de los Trump y que él, obviamente, heredó.

El 3 de noviembre, los estadounidenses decidirán si Trump sigue al frente de la Casa Blanca por cuatro años más en una elección que los dos partidos principales definen como "la más importante de nuestras vidas". Su más claro oponente, Biden, conocido por ser el vicepresidente en la administración Obama, ha liderado las encuestas nacionales la mayor parte del tiempo, manteniéndose en torno al 50% o a veces más. Sin embargo, y aunque algunas encuestas le dan al demócrata cuatro chances contra una, cada tanto Trump recupera terreno, como dejando en claro que es especialista en sorprender. Y que hay razones para tenerle miedo.