Actualidad
EMPRESA | DERMALIFE

Tonificar el cuerpo sin dolor

Dermalife incorpora a sus tratamientos tecnología revolucionaria para la tonificación muscular y quema de grasa

04.12.2020

Lectura: 6'

2020-12-04T07:15:00
Compartir en

CM Slim es una tecnología revolucionaria, procedente de Corea, que trabaja la tonificación muscular y la quema de grasa favoreciendo la disminución de esta última en aproximadamente 20% en el área circundante en la que se aplica. El tratamiento permite también aumentar el volumen de la masa muscular y lograr objetivos como levantar glúteos, marcar el abdomen y mejorar los tríceps, hombros, cuádriceps y posteriores.

Además, esta nueva tecnología genera efectos asociados que mejoran la calidad de la piel. A partir del aumento de la circulación en la zona y la eliminación de toxinas, el tratamiento puede ayudar a disminuir la celulitis y la flacidez, así como la piel de naranja.

Desde su incorporación, en la clínica ubicada en Gabriel Pereira 3048, el tratamiento ha tenido mucho éxito entre los clientes. "Con la pandemia ocurrió que muchas personas dejaron de realizar actividad física. Incluso, en la actualidad, a muchas les da temor ir a los gimnasios por el virus y esto las motivó a buscar una alternativa para cuidarse y comenzar a cambiar algunos aspectos de su imagen que les incomodaba", asegura la fundadora de la clínica Dermalife y especialista en medicina estética, Belén Sulekin. 

Para lograr buenos resultados, CM Slim trabaja los grupos musculares generando un campo electromagnético que contrae el músculo de forma involuntaria. "Activa la zona a través de las 20.000 contracciones supramáximas en el grupo muscular, algo que no se podría conseguir en un gimnasio y es indoloro", agrega la directora de Dermalife.

Si bien el tratamiento no suplanta la actividad física, por todos los beneficios que esta tiene en cuanto a la liberación de endorfinas como a nivel de salud cardiovascular, CM Slim es un muy buen complemento para las personas que realizan deporte continuamente y que a pesar de ello encuentran en su cuerpo aspectos que no logran mejorar. "Uno de los objetivos más buscados y que es muy difícil de conseguir es marcar el abdomen. Con este nuevo tratamiento, el ejercicio físico y una alimentación saludable esto se puede conseguir en menor tiempo", explica Sulekin.

CM Slim puede ser utilizado tanto por hombres como por mujeres y no tiene un límite de edad. Está indicado para aquellas personas que deseen tratar grupos musculares grandes, aumentar el volumen y quemar grasa, así como para mejorar la fuerza en algunas zonas.

"Las personas que están utilizando la tecnología no lo hacen solo por estética sino también por cuestiones de salud, por ejemplo, para mejorar la condición física de los cuádriceps antes de una operación de rodilla. También se recomienda en personas lesionadas para mantener y recuperar la masa muscular y para aquellas mujeres con diástasis abdominal porque les mejora muchísimo", comenta.

Cada sesión de CM Slim dura 30 minutos y en ese tiempo el equipo pasa por diferentes instancias de trabajo. En una primera etapa realiza un minuto de estiramiento, luego cinco minutos de calentamiento y por último, el equipo pasa por cuatro fases de cinco minutos cada una que son del tratamiento, el que se indica a partir de los objetivos que las personas desean conseguir, como por ejemplo quemar grasa en el abdomen para luego poder hipertrofiar.

Las sesiones se pueden aplicar de dos a tres veces por semana y no es necesario realizar ningún tipo de preparación previa o posterior al tratamiento. Se puede hacer en cualquier momento del año. "Lo que hay que tener en cuenta es un buen descanso muscular por 48 horas, por lo que no se recomienda ir al gimnasio a trabajar esa sección, como tampoco realizarse otra sesión de CM Slim. Por otro lado, la alimentación es fundamental. Hay que tener una buena dieta a base de proteínas para que ese músculo se recupere y pueda hipertrofiarse".
Durante la sesión la persona no siente dolor ni fatiga, simplemente notará cómo se contrae el músculo. Al día siguiente se puede llegar a sentir alguna molestia en la zona producto del trabajo que se realizó.

Se recomienda como mínimo cuatro sesiones para notar los resultados, no obstante el tiempo de tratamiento dependerá de los objetivos de cada persona así como de su condición física. "Cuanto mejor tono muscular tenga antes de empezar, más rápidos van a ser los cambios y más efectos se van a ver a corto plazo. En los casos en que la persona no realice ejercicio con frecuencia y por ende tenga menos tono muscular el tratamiento puede ser un poco más lento", explica la directora.

Es por esto que antes de iniciar el tratamiento Sulekin realiza personalmente una consulta previa, sin costo, para conocer los objetivos que la persona desea alcanzar, establecer si CM Slim es la tecnología indicada y evaluar la condición física de la persona. La reserva de esta primera consulta se puede realizar a través del teléfono 099 718 883 en el horario de 8 a 21 horas.

De forma complementaria al CM Slim y para tratar afecciones a nivel de la dermis, Sulekin recomienda el tratamiento de Velashape III. "Es un equipo que combina láser infrarrojo, radiofrecuencia bipolar, vacumterapia y masajes de rodillos que favorecen el drenaje linfático. Las sesiones se realizan cada 10 o 15 días y va a trabajar todo a nivel de dermis como la adiposidad localizada, celulitis y flacidez. Estos dos tratamientos combinados satisfacen tanto la necesidad de mejorar la parte muscular como las imperfecciones de piel y obtener así mejores resultados".

La clínica Dermalife cuenta con aparatología médica aprobada por la Food & Drug Administration (FDA) y entre los tratamientos que ofrece se encuentran la depilación láser con los equipos Soprano, escaneos faciales que permiten realizar un mapeo de todas las imperfecciones del rostro y saber con exactitud los tratamientos faciales adecuados. También dispone de la tecnología Alma Q para eliminar tatuajes de todos los colores y manchas. Está indicado también para melasma, lentigos del sol, lifting facial, ojeras pigmentadas, arrugas de parpado inferior y rosácea.