Gastronomía
Empresa

Todo sobre Chandon Apéritif, el primer espumante bitter del mercado

Llega a Uruguay Chandon Apéritif, el primer espumante bitter que inaugura una nueva categoría al combinar el expertise de Chandon con un macerado natural de naranjas y especias

27.11.2020

Lectura: 6'

2020-11-27T12:04:00
Compartir en

En Chandon son especialistas en burbujas desde que en 1959 el conde Robert-Jean de Vogüé tuvo la visionaria idea de crear la primera filial de Moët & Chandon fuera de Francia, en Argentina, en la zona de Luján de Cuyo (Mendoza). Era una región desértica donde nadie plantaba viñas, pero él estaba convencido de que allí se podían elaborar espumantes de excelencia, al mismo nivel que en la Champagne francesa. Y tenía razón. De eso hace 60 años, la misma edad que cumple Extra Brut, el espumante más consumido de Argentina.

Hoy Chandon vuelve a sorprender presentando un nuevo producto que inaugura la categoría de espumantes bitter y busca acercar a los amantes de los aperitivos al mundo de las burbujas: Chandon Apéritif. "Nuestra historia -300 años de elaboración de champagnes en Francia y 60 años de elaboración de espumantes en Argentina- nos da las credenciales para lograr la fusión sabia y armónica del vino base, las naranjas maceradas y las especias. En Chandon creemos que el mundo de las burbujas de calidad tiene otros horizontes y va más allá de la clásica expresión aromática, sensorial y degustativa. Por eso, estamos orgullosos de esta nueva expresión dentro del mundo de las burbujas, ideal para exploradores de nuevas sensaciones", comentó Hervé Birnie Scott, estate director de Chandon Argentina, al referirse a este nuevo producto.

"Creo que Chandon en estos 60 años se ha caracterizado siempre por estar interesado en la lectura del cliente, en anticipar sus necesidades e interpretar qué es lo que está buscando", explica el chef de Cave de Chandon Argentina, Diego Ribbert. "Más allá de traducir la filosofía de una casa como Moët -que mantiene un negocio de champaña desde hace 300 años- en un emprendimiento exitoso lo principal es acompañar a nuestros clientes, hacer una lectura sincera del consumidor, no imponer un producto sino darles lo que necesitan", insiste.

En este sentido productos como Chandon Délice, el primer espumante dulce para tomar con hielo y en vaso presentado en 2012, y Chandon Apéritif, que se presentó en 2019 en Argentina tras cuatro años de desarrollo y ahora llega al mercado uruguayo, son hijos de la innovación y de estudios de mercado locales y globales realizados por la compañía, que identificaron en esas categorías una oportunidad. "Con Chandon Apéritif buscamos acercar al mundo de las burbujas a los consumidores tradicionales de aperitivos amargos", puntualizó Birnie Scott.

"Espero que el producto sea tan bien recibido en Uruguay como lo ha sido en Argentina. Yo creo que el atributo más importante, más allá de que la marca garantiza calidad, consistencia y un saber hacer, es que es un producto pensado para el momento del aperitivo, un producto 100% natural. Un macerado artesanal de naranjas y especias combinadas con las burbujas es una nueva etapa para Chandon en términos de innovación. Abre un escenario futuro incorporando a un sinfín de consumidores que estaban esperando este aperitivo, algunos ya adeptos a los espumantes y otros que aún no se habían acercado a este mundo", agrega Ribbert, quien asegura que con Apéritif han logrado captar la atención del consumidor que no se acercaba a través de los productos tradicionales, pero que sí mostró un interés importante en el bitter.

Fácil de tomar, versátil, fresco y con un característico sabor amargo, Chandon Apéritif se asocia a la cultura del apéro francés, ese momento privilegiado que los franceses practican varias veces a la semana como preludio de una comida, en su casa, bares o terrazas. Supone un momento de relax después del trabajo o durante el fin de semana, una pausa que Chandon invita a celebrar sirviendo este espumante bitter en copa de boca ancha y con hielo. Incluso, una de las últimas innovaciones de la grifa fue la presentación de una de estas copas que permiten disfrutar del espumante en todo su esplendor.

La base del producto combina Chardonnay, Pinot Noir y Semillón -elaborados con uvas de viñedos de más de 1.000 m de altura de Mendoza, que aportan fineza aromática, elegancia en boca y buena acidez- a la que se le agrega, a través del licor de expedición 100% natural, un macerado de naranjas de la variedad Valencia, provenientes de Entre Ríos. Además, se maceran por separado distintas especias de los mejores terroirs como Madagascar, India, Centroamérica y Brasil, que le dan mayor complejidad aromática y un amargor natural. Luego se realiza un ensamblaje entre el macerado de naranjas, los macerados de especias y el dosage, formando un licor de expedición único. Esta elaboración artesanal refleja el estilo de Chandon, y la mano del chef de Cave y su equipo, que cuidan celosamente la selección de cada materia prima y todas las etapas del proceso.


"Se realiza bajo un sistema Charmat, que es esa segunda fermentación donde se desarrolla naturalmente la burbuja, se hace en un tanque de acero inoxidable grande para que encapsule y preserve toda la auténtica expresión natural, aromas y sabores sin que haya evolución, sin que haya complejidad, que es lo que sucedería si se hiciera bajo un sistema tradicional o champenoise", explica el chef de Cave.

Ribbert también señala la aceptación que han tenido los formatos especiales en este producto, aún más en el contexto de pandemia en el que no siempre se puede compartir en grupo. Estando solo tal vez no llame la atención destapar una botella grande o se decida esperar al fin de semana para hacerlo. Sin embargo, los formatos especiales como la presentación de 375 o 187 ml, invitan a permitírselo en cualquier momento.

Nota de cata

Color: naranja con reflejos rosados.

Aroma: de cáscaras de naranjas confitadas, notas cítricas, bouquet especiado y floral.

Gusto: fresco y ligero con un final amargo.

Servicio: Bien frío (entre 6 y 8 grados), con hielo en copa de boca ancha.

Maridaje: cocina europea, tapas, pinchos, bagel de salmón, bruschettas de pan brioche, tomate y jamón crudo, tortilla de papas con camarón.

Momento: ideal para el aperitivo y las épocas calurosas.