Gastronomía
El colmo de Mafalda

Recetas de sopas para el invierno

Preparaciones reconfortantes más allá del clásico caldo

24.07.2020 13:00

Lectura: 7'

2020-07-24T13:00:00
Compartir en

Por Marcela Baruch Mangino

Es común encontrarnos en invierno con la necesidad de beber algún líquido caliente reconfortante. Puede ser un simple caldo antes de la comida o un suculento plato principal. Como fuere, la sopa hidrata, recompone y alimenta. Pueden ser a base de legumbres, como las de garbanzos y porotos blancos comprendidas en el libro The greek vegetarian cookbook, de camarones como la compartida en Rápidas y sencillas recetas tailandesas, e incluso puede ser de verduras, como la de remolacha de Che.co.ffee, que conquista admiradores en quienes la prueban.


De todas las sopas, quizás la más extendida en el mundo es el minestrone o la minestra italiana, un preparado de verduras que suele enriquecerse con pasta o arroz, y cuyos ingredientes varían según la región del país en la que se prepare. El Larousse Gastronomique comparte la receta del minestrone florentino, e indica que se cocinan 300 gramos de porotos blancos en agua perfumada con un diente de ajo, un manojo de salvia y una cucharada de aceite de oliva extra virgen. Después, se licúa la mitad de los porotos y reservan. Aparte, se saltea en una cacerola con aceite de oliva, una feta de jamón crudo, una rama de apio, un manojo de perejil, una cebolla picada, una rama de tomillo. A continuación, se añaden dos puerros y dos zapallitos cortados en dados, un repollo cortado en láminas y 500 gramos de espinacas, y luego, al cabo de 10 minutos, salsa de tomate. Cuando todo está cocido, se suman los porotos enteros con su agua de cocción y el puré de porotos. Por último, se alarga con un litro de caldo para obtener una consistencia untuosa, y se cocina a fuego lento durante una hora. Salpimentar.


Para terminar la sopa, en una sartén pequeña se vierte un vaso de aceite de oliva, dos dientes de ajo aplastados, una rama de tomillo y dos de romero. Se lleva a fuego y cuando el ajo comience a dorarse se apaga. Finalmente, se agrega el aceite aromatizado sobre el minestrone a través de un colador para retener los aromatizantes. Servir caliente o frío.


Como en la receta del minestrone florentino, es común que las sopas de legumbres lleven una parte de los porotos, garbanzos o lentejas procesados para darle cuerpo al potaje. Este, por definición, es un manjar líquido que se sirve en platos hondos al comienzo de las comidas, y ocupa casi siempre en la mesa el rol de calentar y recomponer el cuerpo, especialmente en invierno.


Sopa de pasta y garbanzos
(Del libro The greek vegetarian cookbook)


Ingredientes

4 porciones
250 g de garbanzos
1 cda. de bicarbonato de sodio
4 cdas. de aceite
de oliva extra virgen
2 cebollas picadas
3 dientes de ajo aplastados
1 zanahoria picada
2 tallos de apio picados
1 l de caldo de verduras
Jugo de 1 limón
450 g de tomates picados
1 cda. de extracto
de tomate
2 ramas de romero
150 g de pasta para sopa o cebada
Puñado de perejil picado
80 g de queso rallado
Sal marina y pimienta negra

 

Preparación
El día anterior, colocar los garbanzos en un bowl con el bicarbonato de sodio, cubrirlos con agua y dejarlos reposar durante toda la noche. Al día siguiente, colar y volver a poner en la olla cubiertos de agua nueva para cocinar a fuego medio durante 2 o 3 horas, o hasta que estén tiernos. Colar y reservar. Aparte, calentar una olla a fuego medio bajo con aceite de oliva, verter las cebollas con el ajo, zanahoria y el apio, y revolver cada tanto. Cocinar entre 8 y 10 minutos, o hasta que estén tiernos. Añadir el caldo, jugo de limón, tomates, extracto de tomates, romero y tres cuartas partes de los garbanzos ya cocidos. Dejar que hierva, reducir el fuego y cocinar durante 25 a 30 minutos.


Mientras tanto, cocinar la pasta o la cebada en agua hirviendo.

Quitar el romero de la preparación de garbanzos y licuar todo el resto de los ingredientes. Volver a colocar la preparación en la olla, añadir el resto de los garbanzos, la pasta cocida y el perejil picado. Salpimentar a gusto y servir en bowl con el queso espolvoreado por encima y terminar con unas gotas de aceite de oliva.

Sopa de coco con hojas de espinaca y camarones
(Del libro Rápidas y sencillas recetas tailandesas)


Ingredientes


2 porciones
475 ml de leche de coco
1 cda. de pasta de camarones
1 cdta. de azúcar
½ cdta. de sal
1 puñado de espinacas
4 o 5 camarones crudos, pelados

Preparación


En una olla, llevar a ebullición la leche de coco. Incorporar la pasta de camarones, el azúcar y la sal, y revolver. Añadir las espinacas y los camarones. Cuando la sopa vuelva a romper hervor, bajar el fuego y cocinar dos minutos más, o hasta que se cuezan los camarones. Servir en plato hondo.


Sopa de porotos blancos
(Del libro The greek vegetarian cookbook)

Ingredientes
4 porciones
500 g de porotos blancos
4 cdas. de aceite de oliva extra virgen
2 cebollas picadas
2 zanahorias picadas
2 tallos de apio
3 dientes de ajo aplastados
1,5 l de caldo de verduras
1 hoja de laurel
2 ramas de romero picados
Jugo de 1 limón
250 g de kale o espinaca picadas
Un puñado de perejil picado
Una pizca de ají fresco picado o ají molido
Sal marina y pimienta negra
Pan y aceitunas negras para servir

 

Preparación


Remojar los porotos durante una noche en agua fría. Colar en una olla cubiertos de agua fría y cocinar a fuego fuerte. Al hervir, bajar el fuego y cocinar durante 40 minutos. Colar y reservar.
En una olla con aceite de oliva a fuego medio sofreír la cebolla, zanahorias, apio y ajo, revolviendo ocasionalmente.


Subir el fuego, añadir un litro del caldo de vegetales, el laurel, romero, jugo de limón y los porotos cocidos. Al romper hervor, reducir la temperatura al mínimo para cocinar durante 35 a 40 minutos, agregando más caldo si fuera necesario.


Quitar el laurel y el romero. Licuar la mitad de la sopa y volver a colocarla en la olla. Incorporar el kale y la espinaca y subir el fuego. Dejar hervir dos minutos más. Añadir el perejil y salpimentar.
Servir en bowls y espolvorear con el ají molido o picado fresco, gotas de aceite de oliva extra virgen, y acompañar con pan y aceitunas negras.

Sopa de remolacha
(Del restaurante Che.co.ffee)

Ingredientes


4 porciones
4 remolachas (medianas)
1 papa entera
2 zanahorias
2 dientes de ajo
2 ramitas de tomillo
3 cdas. de aceite de oliva
1 cda. aceto balsámico
1 cda. de miel
Sal a gusto
Semillas de girasol y calabaza tostadas para decorar

 

Preparación


Hacer un sofrito con ajo, tomillo, aceite, remolacha, zanahoria y papas picadas, crudas. Agregar el aceto balsámico y dejar reducir. Condimentar con sal y cubrir con agua. Cocinar hasta que los vegetales estén blandos. Por último, licuar con un mixer y terminar con un poquito de miel. Decorar con semillas de girasol y calabaza tostadas, frutos secos, sésamo y aceite de oliva.