Gastronomía
La parada obligada

Paradores de ruta: el secreto para disfrutar el camino

Camino a Colonia, Tacuarembó o Lavalleja, siete paradores de ruta que ayudan a hacer el viaje más placentero

26.03.2021

Lectura: 11'

2021-03-26T07:00:00
Compartir en

Por Clementina Delacroix

Hay quienes hacen ruta de vez en cuando, como parte de sus vacaciones, como tradición en Semana de Turismo o como forma de desconectarse de la vida en la ciudad. Para otros, en cambio, ver avanzar el cuentakilómetros forma parte de su trabajo y se convierte en una pieza fundamental de su rutina. En cualquier caso, conocer esos lugares -paradores, restaurantes o bares- que pueden convertir el viaje en una experiencia placentera es fundamental. Las razones pueden ser muchas y diversas, desde un plato insignia hasta la calidad de su servicio o la disponibilidad horaria. Aquí, un recorrido de Galería por esas escalas obligadas de camino hacia alguna parte.


El Brasero
El único espeto corrido de Uruguay

También por Ruta 5, a la altura de La Paz, está el El Brasero, conocido por ser el "único espeto corrido de Uruguay". Así lo sostiene su propietario, el empresario gastronómico Jorge Robaina, que lidera el emprendimiento desde su apertura hace cinco años. "La gran diferencia entre un espeto corrido y un buffet o un tenedor libre es que en un espeto corrido los mozos llevan a la mesa los distintos cortes y tipos de carne y de esta forma podés comer más cantidad, variedad y con mayor tranquilidad", explica Robaina.
El fuerte de El Brasero es la comida casera y, por supuesto, la parrilla. Pero el secreto del éxito del formato, asegura Robaina, es contar con el know how para que no se eche a perder la mercadería. "Además, hemos tenido la suerte de tener atrás del local una fábrica de comida y eso nos permite tener el control de calidad necesario, eliminar la contaminación cruzada y mantener una buena higiene, lo que es fundamental", explica. Más allá de lo gastronómico, Robaina destaca que a su restaurante han ido a comer políticos de todos los partidos, entre ellos Yamandú Orsi, Pedro Bordaberry y Marcos Carámbula. Otro de los comensales reincidentes es el cardenal Daniel Sturla. "Se ha acercado varias veces y es una persona muy agradable a la hora de conversar, y no solamente de religión sino también de otros temas", cuenta Robaina.


El Brasero. Ruta 5, kilómetro 19,700, La Paz, Canelones. Abierto todos los días del año de 12 a 16 h y de 20 a 24 h. Teléfono: 099 121 182. Precio promedio por persona: 790 pesos.



Hotel y restaurante Santa Cristina
Asado y panqueques de primera

Por Ruta 5, pero a la altura de Durazno, se puede parar en el restaurante del Hotel Santa Cristina. Con acceso directo desde la ruta, este hotel y paraje gastronómico es conocido por su asado y sus panqueques de manzana, que prometen "ser los mejores de toda la ruta". O al menos eso le han dicho los comensales al chef encargado del restaurante, Alejandro Cuña. El hotel es de 2011 y en esa época dentro del establecimiento funcionaba una sucursal de La Perdiz. Cuando esta cerró, abrió el Restaurante Santa Cristina, que de la etapa anterior conserva nada más ni nada menos que al chef. La parrilla es lo que más se pide y el público que llega hasta allí es local pero también extranjero. Uno de los comensales más famosos que ha tenido es el actor estadounidesde Danny Glover, conocido entre otros papeles por su personaje en la saga Arma Mortal, junto con Mel Gibson.

Hotel y restaurante Santa Cristina. Ruta 5, kilómetro 178, Durazno. Abierto de lunes a jueves de 12 a 15 y de 20 a 23 h, viernes y sábados hasta las 23.30 h y domingos de 12 a 15 h. Tel: 4362 2525. Precio promedio por persona: 800 pesos.


Parador Don Juan 

En la ruta del viajero

Ya en Tacuarembó, hay un lugar en el que el rutero se siente como en casa. "El camionero siempre fue uno más aquí", explica el responsable del parador, Víctor Miranda, cuyo padre, Juan, fue el que soñó con abrir el local. Lo logró el 20 de octubre de 1995, pero al poco tiempo falleció y quedaron su esposa Irma y su hijo Víctor al frente del proyecto. Hoy, la meta inicial de recibir a los viajeros y no dejar a nadie a pie sigue vigente. Allí se dan cita tanto viajeros y camioneros como locatarios y turistas.
Don Juan no es un lugar de lujo, pero funciona bajo la máxima de siempre "hacer bien las cosas", señala Víctor. Se distingue de otros paradores por tener una muy buena explanada, grande y de fácil acceso, en la que los camioneros pueden pernoctar. Además, cuenta con duchas que los viajeros pueden utilizar y con un menú del día económico que varía según la época del año, pero que puede incluir guisos, pastas, minutas y parrilla, entre otras opciones.


Parador Don Juan.  Ruta 5, kilómetro 252 , Paso de los Toros, Tacuarembó. Abierto de lunes a sábado de 7 h a medianoche. Domingo cerrado. Teléfono: 4664 2179. Precio promedio por persona: 340 pesos.

 


Centro Rural Piedra del Toro
Salón de té, pastelería y centro rural

Camino a Minas por Ruta 8, a pocos kilómetros de Empalme Olmos, se ubica un nuevo emprendimiento que vale la pena visitar por lo original de la propuesta. "No somos un parador, aunque muchos nos dicen que somos una parada obligada cuando van para el este. Somos un lugar diferente: un salón de té, pastelería y centro rural", explica Betina Blanco, quien, junto con Gonzalo Yañez y Antonio Loustaunau, es socia del proyecto que abrió sus puertas el 3 de setiembre de 2020, en plena pandemia.
Además de vender servicios y productos agropecuarios se distinguen por la pastelería, que se sirve en un acogedor salón de té. Tortas, postres y alfajores se suman a mermeladas y dulces artesanales.
El público de este centro rural, que funciona dentro de un antiguo galpón remodelado, incluye tanto a viajeros que se dirigen al este y paran para comer algo rico o comprar algo para el viaje así como a lugareños que lo eligen como punto de encuentro. También están quienes se acercan a comprar insumos rurales, desde repuestos para tractores y maquinaria agrícola hasta raciones, medicamentos veterinarios, semillas y, en el sector boutique, artesanías, mates, carteras, ropa de campo y artículos de cuero, entre otros.


Centro Rural Piedra del Toro.  Ruta 8, kilómetro 41,500. Abierto de lunes a sábado de 9 a 19 h. Cerrado el viernes de Turismo. Teléfono: 095 557 211. Precio promedio por persona: 300 pesos.



Parador Fito
Sentirse como en casa


La historia de este reconocido parador ubicado cerca del pueblo de Soca, en Canelones, comienza muchos años antes de que abrieran sus puertas, hace 37 años, el 13 de marzo de 1984. De hecho, los abuelos de su propietario, Daniel Etchecopar, tenían un bar en el pueblo desde 1933. Fue cuando se realizó el nuevo trazado de la Ruta 8, que dejó a Soca afuera, que sus padres construyeron el actual Parador Fito. "Ofrecemos nuestros servicios a abuelos, hijos y nietos de una misma familia con igual dedicación y entrega que lo hicieron mis abuelos y mis padres en el pasado. La gran especialidad de la casa es brindar un ambiente familiar", explica orgulloso Etchecopar.
La carta es variada, todo es casero y muy tradicional, pero como suele suceder hay algunos preferidos por el público: la lengua a la vinagreta es un clásico así como el matambre a la leche y, en invierno, se suman la sopa de la casa y la cazuela de mondongo.
El público es variado; entre semana lo visita más la gente de trabajo, como camioneros y viajeros, mientras que el fin de semana el público está más vinculado al turismo, principalmente familias y grupos de amigos.
"Pero nació el parador, la nueva posta de apeo, parador como el del Fito, de corazón y buen fuego. Y no es cuestión de dudar, donde para el camionero, allí está lo mejor, bajo el mejor de los techos", estas palabras dedicó al parador el músico y poeta amigo de la casa Santiago Chalar en la canción San Cristobal Camionero. La cantidad de años en la ruta es proporcional al número de anécdotas y personalidades que han visitado el lugar, entre ellas destacan presidentes como Jorge Batlle y Luis Lacalle Pou, la chef y amiga de la casa Nora Rey y la escritora Nancy Bacelo, ya fallecida, que después de almorzar se inspiraba y siempre dejaba de regalo, escrito en una servilleta, un poema.


Parador Fito. Ruta 8, kilómetro 61,500, Soca, Canelones. Abierto de lunes a viernes de 9 h a medianoche. Sábados, domingos y feriados, abierto al mediodía de 9 a 17 h. Semana de Turismo de 9 a 17 h, viernes de Turismo cerrado. Teléfono: 4374 0108. Precio promedio por persona: 600 pesos.

 

 


Carbón y Sabor
Casero y de calidad

Gastón Evora trabajó toda su vida en el rubro gastronómico. Tras años se aprendizaje, en setiembre de 2018 abrió un emprendimiento personal sobre la Ruta 8, cerca de Solís de Mataojo, su pueblo natal. Allí mismo había identificado la necesidad de brindar una propuesta con una oferta que se apartara de la tradicional minuta. Encontró un lugar estratégico, lo recicló y lo decoró a partir de antigüedades que consiguió en remates, porque le gusta que cada pieza tenga su historia.
La carta es sencilla pero bien armada; con la parrilla como fuerte, también ofrece milanesas, guisos criollos, cazuelas, pastas caseras como sorrentinos y ravioles, y pan casero elaborado en el restaurante. Entre los postres se destacan el flan con dulce de leche y el arroz con leche, pero también tienen torta chajá, lemmon pie, crumble de manzana y zapallos e higos en almíbar.
Entre semana, cuenta Evora, el panorama es más tranquilo, se apunta al trabajador que frena de paso hacia otro destino. Los fines de semana, en cambio, se recibe principalmente a familias que están de paseo. Todos los días hay un plato del día y los domingos un menú especial. "En general la gente viene por la parrilla, en la que siempre ofrecemos al menos cuatro tipos de carne: pollo, cerdo, cordero y carne de vaca", explica Evora. Los viernes de Turismo, por ejemplo, el plato clásico es la paella. Una de las visitas que más recuerda es la del exbasquetbolista y periodista deportivo Tato López, con quien mantuvo una agradable charla donde el ídolo admitió que no esperaba ser reconocido fuera de la capital.


Carbón y Sabor. Ruta 8, kilómetro 82, Solís de Mataojo, Lavalleja. Abierto todos los días de 9.20 a 16 h y de 19 h a medianoche (salvo los martes). Teléfono: 098 784 156. Precio promedio por persona: entre 500 y 600 pesos.



American Bar
Los dueños del chivito

Hace 52 años que los viajeros que pasan por Colonia Valdense encuentran en American Bar un lugar de descanso con comida de calidad. Desde hace seis años Noemí Inthamussú, quien durante décadas acompañó a su hoy fallecido marido, Juan Baez, a llevar adelante el comercio, se ocupa de liderar uno de los restaurantes más emblemáticos de la zona oeste de Uruguay. Famoso por sus chivitos (tanto canadienses como al plato), American Bar es una parada obligada para los viajeros y un valorado destino para los turistas tanto internos como de la vecina orilla.
Noemí todavía recuerda sus comienzos, cuando vendían principalmente chorizos y panchos con panceta. Hoy, además del chivito, en su menú hay entrecot, milanesa napolitana, omelete, tortilla y suprema a la plancha. Para su dueña, la clave es haber apostado siempre a productos de calidad y frescos. "La verdura nos llega directo de la quinta todos los días y los chivitos se hacen con lomo de exportación", asegura.
En el camino, además, muchos de los clientes se fueron convirtiendo en amigos. A otros, los vieron crecer: empezaron yendo cuando eran solteros, luego formaron una familia y hoy los visitan con sus nietos. Justamente eso, el mero hecho de compartir, es lo que más valora su dueña.


American Bar.  Ruta 1, kilómetro 120,500, Colonia Valdense, Colonia. Abierto todos los días de 8 a 12 h. Tel: 4558 8509. Precio promedio por persona: 400 pesos

 

Los días y horarios fueron chequeados al cierre de esta edición. Por cambios de funcionamiento debido a la situación sanitaria, se sugiere contactar a cada establecimiento.