Cultura
Música

One Hit Wonders: ese único éxito dorado

Primera entrega de una serie de notas que homenajean a las golondrinas de un solo verano en distintas expresiones culturales. Se puede escuchar la playlist al final de la nota

27.03.2021 06:00

Lectura: 8'

2021-03-27T06:00:00
Compartir en

Por Leonel García

Hay canciones que uno reconoce casi al primer acorde, aunque no sepa una palabra de inglés, cómo se llama, ni qué ciudadano o ciudadana de este mundo la canta. Con la mano en el corazón, ¿sabe que Kim Carnes es la voz detrás de Bette Davis Eyes?, ¿que Soft Cell son los responsables de Tainted Love?, ¿o que What Is Love pertenece a Haddaway? Si estos temas no le suenan a nada, vaya a YouTube o Spotify y verá que las escuchó más veces que al Payaso Plim Plim. La razón de ese desconocimiento es simple: es prácticamente lo único relevante que esos artistas hicieron en su vida.

En el mundo musical anglosajón es muy conocido el concepto one hit wonders, traducible como "maravillas de un solo éxito". Concretamente, refiere a bandas o cantantes de todas las épocas que solo tuvieron un ingreso al Top 40 de la Billboard en Estados Unidos. Puede parecer injusto: Cliff Richard es el equivalente británico a Elvis Presley y en EE.UU. no tuvo ni cerca igual repercusión, por no mencionar a los artistas hispanohablantes muy exitosos en sus países y en todo el mundo latino. Es por eso que el término resulta incluso insultante para los "yankófobos".

Sin embargo, hay una rara fascinación -traducida en libros, compilados, programas y rankings de cadenas musicales- por estos artistas que fueron golondrinas de un solo verano, por más tórrido que este haya sido. Quizá porque reforzaban la idea de Andy Warhol de que todo el mundo tenía derecho a sus 15 minutos de fama. ¿Qué puede haber más esperanzador?

Esta es la primera de una serie de notas que Galería publicará en homenaje a estas estrellas efímeras. Comienza con el mundo musical, por ser ahí donde nació la expresión one hit wonders. Sin embargo, el concepto se ha extendido a diferentes ramas del arte y hasta ha traspasado sus límites. Hay escritores prolíficos (o ni tanto) que le deben su fama a un único título. Hay actores y directores a los que se recuerda por una sola película. Hay deportistas que sorprendieron un día al mundo, siendo unos perfectos desconocidos antes y sumiéndose en el ostracismo después.

¿Y qué pasó? En los años 90, el llamado rock alternativo saltó a los primeros planos con bandas que quedaron para la historia, otras que pasaron sin pena ni gloria y otras que tomaron el mundo por asalto por una única y resonante vez. Este último es el caso de las 4 Non Blondes, una banda de chicas que tuvo en What's Up un único (e inmenso) hit de su primer y único disco Bigger, Better, Faster, More!, de 1992.

La tremenda y desgarradora voz de Linda Perry, acompañada de un videoclip en el cual parece -sombrero, capa y rastas mediantes- una duende psicodélica, lograron que esta canción perdurara hasta hoy. Curiosamente el título no es parte de la letra, sino que la vocalista se pregunta de forma conmovedora: "What's goin'on?" (que vendría a ser lo mismo que ¿qué está pasando?).

4 Non Blondes no llegó a grabar un segundo álbum. Linda Perry obtuvo posteriormente más éxito pero del otro lado del mostrador, fundando dos sellos discográficos, produciendo y componiendo hits para otras cantantes como Christina Aguilera, Gwen Stefani y Pink.

El hit del verano. Se puede decir que el siguiente one hit wonder tiene un link con Uruguay, ya que fue la canción del programa Verano del 83, de Canal 12 -que a su vez era una máquina de promocionar canciones tan "hiperradiadas" como olvidadas ni bien llegaba el otoño-, seis meses después de pegarla en el hemisferio norte.

Los Dexys Midnight Runners eran unos ingleses de cantidad de componentes indeterminada, variable e intercambiables, así como un nombre un tanto lisérgico de más, honor a la dexedrina, que en el verano boreal de 1982 llegaron al tope de los rankings con Come On Eileen. Posiblemente una cocarda aún mayor que ser la cortina musical de un programa estival de un lugar perdido del sur sea que la cadena VH1 lo colocó al tope de las "maravillas de un solo éxito" de la década de 1980, decenio rico en estos fenómenos. ¿No ubica la canción? ¿Ni la banda? Vaya a YouTube (o a Spotify) y se va a dar cuenta de que no existe Fiesta de la Nostalgia sin ella.

Y más golondrinas. El verano, qué duda cabe, es rico en canciones de éxito fugaz y pasatista; cualquier coincidencia con los amores de verano va por responsabilidad del lector. In The Summertime fue el single debut de una banda británica llamada Mungo Jerry, que vendió 30 millones de copias. El look afro y las largas patillas del cantante Ray Dorset -único miembro fijo del grupo a lo largo de sus distintas formaciones- ayudaron al tono lúdico de la canción, junto con un pianito juguetón y el rítmico sonido que daba un músico soplando en una jarra -lo que le dio a la banda la dudosa categoría de jug band-, a la usanza de las agrupaciones folklóricas del sur de Estados Unidos.

Debut y despedida, jamás repitieron ni cerca el éxito en sus siguientes propuestas musicales. Lo que sí tuvo fue covers. El rapero jamaiquino Jaggy y el cantante popular argentino Donald hicieron su propia versión. También se la escucha como parte de la música de la obra teatral uruguaya Rescate a la dama con tutú, de Fernanda Muslera.

Esa pelada que cantaba lindo. Todos los que tienen más de 30 años tienen claro quién es Sinead O'Connor. Saben que es irlandesa, que fue una estrella top a escala mundial, tienen presente su cabeza rapada y su voz etérea, y algunos saben que cayó en desgracia luego de romper una foto del papa Juan Pablo II en televisión. Pero, sinceramente, ¿conoce otra canción que no sea Nothing Compares 2 U?

Como éxito, este tema de 1990 fue un éxito infernal, arrasando con los MTV Music Awards y los Grammy; para la Rolling Stone, incluso, está en el puesto 162 de las 500 mejores canciones de todos los tiempos. La letra trata sobre un amor perdido y su compositor fue Prince. Sin embargo, no fue una canción destacada en la historia del genio de Minneapolis, como sí lo fue en la de la irlandesa.

El espaldarazo que podía haber sentido en su carrera se truncó debido al episodio ya nombrado de la foto del papa, ocurrido durante una emisión del programa Saturday Night Live de octubre de 1992. En 1997, en una entrevista con un medio italiano, Vita, le pidió al papa que la perdonara. En 2018 se convirtió al Islam y cambió su nombre a Shuhada' Davitt.

Gustos culposos. La década de 1960 no solo parió las bandas de rock más legendarias de la historia, también le dio vida a un montón de música que solo puede escucharse admitiendo gustos culposos. Fue la década del bubblegum pop, llamado así por el efímero sabor de la goma de mascar, productos pensados para adolescentes y preadolescentes, con objetivos descaradamente comerciales.

De esta movida, el tema más exitoso fue Sugar, Sugar (1969), del grupo The Archies. Número 1 en Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá, lo curioso era que The Archies no era una banda real, sino dibujos animados, los de Archie y sus amigos: Archie, Carlos, Torombolo, Verónica, Betty, etcétera.

Sin ninguna chance (ni intención) de repetir tamaño éxito, The Archies se adelantaron tres décadas a los Gorillaz en eso de ser una banda virtual (aunque estos últimos realmente tenían pretensiones de grandeza). El expresidente de EE.UU. George W. Bush la consideraba una de sus canciones favoritas e incluso tuvo un lugar destacado entre la música de la boda de su hija Jenna. n

BONUS TRACK

My Sharona, de The Knack (1979); Don't Worry, Be Happy, de Bobby McFerrin (1988); Video Killed The Radio Star, de The Buggles (1979); Play That Funky Music, de Wild Cherry (1976); Tubthumping, de Chumbawamba (1997); Beds Are Burning, de Midnight Oil (1987); Venus, de Shocking Blue (1969); Are You Gonna Be My Girl, de Jet (2003); 99 Luftballons, de Nena (1983); Rock Me Amadeus, de Falco (1985); y la lista sigue interminable...

Para escuchar la playlist, haga click acá:

https://open.spotify.com/playlist/1RHXHI0w9TQrDhuOb9cOSj