Estilo de vida
Dermatosis y mascarillas

Los efectos del tapabocas en la piel y cómo prevenirlos

Elegir el barbijo correcto, lavarlo con frecuencia y tener una buena rutina de cuidado ayuda a prevenir empujes de afecciones preexistentes, lesiones y dermatitis de contacto

16.01.2021 13:05

Lectura: 5'

2021-01-16T13:05:00
Compartir en

Por Alejandra Pintos

Con la aparición del primer caso de Covid-19 en diciembre de 2019, que luego se transformó en una pandemia, el tapabocas pasó a formar parte de la cotidianidad de todos. Ahora espera a ser usado en ganchos junto a la puerta, bolsillos de camperas y dentro de las carteras. Es que, como dice la Organización Mundial de la Salud (OMS), son "parte de una estrategia integral de medidas para suprimir la transmisión y salvar vidas", a lo que se suma la distancia física y el lavado de manos.

Durante las primeras semanas de cuarentena, en las redes sociales muchos declaraban tener la piel mejor que nunca: no usaban maquillaje, cumplían a rajatabla la rutina de cuidado y disminuían la exposición a elementos como la radiación ultravioleta y la contaminación. Esto se veía reflejado en el cutis, que es sensible a todos estos cambios.

Sin embargo, a medida que la gente comenzó a salir con más frecuencia a la calle -y por lo tanto a usar tapabocas- empezaron a agravarse "dermatosis preexistentes", según explicó a Galería Alejandra Peyré, presidenta de la Sociedad de Dermatología del Uruguay. Entre estas patologías se encuentran la rosácea, la dermatitis seborreica y el acné. La aparición de empujes de acné por mascarillas se hizo tan popular que en los países anglosajones se acuñó el término maskne, un acrónimo de mask y acné.

Todas estas alteraciones son consecuencia del calor y la humedad que produce el tapabocas en la zona de alrededor de la boca. También puede ocasionar dermatitis de contacto y alergias por el roce y en función de la tela de la que esté hecho el tapabocas. Por último, pueden aparecer lesiones que se infectan con diferentes bacterias, como el estafilococo (conocido como impétigo), sobre todo en niños.

Para prevenir algunos de los posibles efectos, conviene seguir ciertas recomendaciones.

Tela del tapabocas
Contrario a lo que suelen recomendar los dermatólogos en verano, la doctora Peyré sugiere usar mascarillas de colores claros, sobre todo blanco, porque en primer lugar causan menos calor en la zona y, además, previenen alergias a los pigmentos. Los tapabocas de colores son aconsejables siempre y cuando la capa que roza la piel sea blanca. También es importante fijarse el material del que está hecha la mascarilla. El algodón permite respirar mejor a la piel, mientras que las sintéticas retienen la humedad.

"Los tapabocas FP2 y FP3, si bien son muy seguros, son más rígidos y van más ajustados al rostro, por lo tanto podrían generar más alteraciones en las zonas de roce que los quirúrgicos. El tapabocas KN95 está homologado por la OMS, que recomienda su uso; ajusta mucho menos que los anteriores y se puede reutilizar un par de veces. Considero que el más adecuado sería el quirúrgico, ya que además es descartable. Es importante no reutilizar los tapabocas que son de un solo uso", agregó Risotto.

Colocación de la mascarilla
La OMS recomienda lavarse las manos "antes de ponerse la mascarilla, y también antes y después de quitársela, y cada vez que se la toque", para evitar que virus y bacterias pasen de un lado al otro. Algunas bloggers recomiendan lavarse los dientes antes de colocarse el tapabocas, y aunque Peyré cree que no tiene ningún tipo de incidencia, asegura que "mal no va a hacer".

Higiene del tapabocas
"Insistimos en que en verano se recambien más frecuentemente, dos o tres veces por día -depende de la tarea que uno haga y cuánto tiempo lo use-, y lavarlos. Eso es importante. Si es una persona que tiene que estar permanentemente con tapabocas en el trabajo, que se lleve uno para cambiar a mitad de la jornada", aconsejó Peyré. Risotto coincide y agrega que el lavado del tapabocas debe ser con jabón neutro, para evitar dermatitis ocasionadas por la fragancia. También recomienda asegurarse de que queden bien enjuagados.

Rutina de cuidado
La directora de la Sociedad de Dermatología del Uruguay sugiere que cada uno siga su rutina de cuidado habitual, haciendo especial énfasis en la limpieza con jabones neutros, sin perfume y específicos para la piel del rostro. Luego un hidratante y protector solar. "Hay que ponerse protector solar igual, debajo del tapabocas, y retocarlo con la frecuencia recomendada", enfatizó. El tapabocas, explicó la dermatóloga, no protege al usuario de los rayos ultravioletas.

Risotto, en cambio, sugiere "intensificar la limpieza y la hidratación" al menos media hora antes de colocarse el tapabocas, utilizando los productos específicos para cada tipo de piel. Además, para la directora de la clínica estética es importante quitarse el maquillaje antes de ir a dormir y utilizar "una crema o emulsión facial rica en vitamina A, ya que entre sus múltiples funciones colabora con la barrera defensiva de la piel contra agentes externos, así como con la reducción de enfermedades infecciosas (se consiguen en cualquier farmacia y son de un precio muy accesible)". También remarcó la importancia del protector solar.

Maquillaje
Salvo en los ojos, el maquillaje puede parecer irrelevante en estos momentos. Pero es verdad que a veces el tapabocas se utiliza solo para transportarse, mientras se está en tránsito, y luego se retira. En ese caso, tanto Peyré como Risotto recomiendan que sea de una textura liviana para evitar la oclusión de los poros.n