Mirador
MODA

Las ruanas marcan tendencia y son el nuevo abrigo del verano

En esta temporada ventosa y fresca, la ruana se convirtió en la prenda estrella de todos los veraneantes 

 

21.01.2021

Lectura: 5'

2021-01-21T07:00:00
Compartir en

Por Valentina Villano

Después de que pasa la hora fuerte del sol, las mallas, los bikinis y los shorts de baño dejan de ser los protagonistas de la arena y las terrazas. El frío comienza a hacerse sentir y las ruanas salen a relucir como las nuevas estrellas de las tardes. Hoy son un objeto infaltable en la valija de la mayoría de los veraneantes, y las tiendas de moda local y extranjera instaladas en José Ignacio y Punta del Este las venden en distintas variedades. Las hay hechas en lana merino, cashmere o algodón, o elaboradas en alpaca, lino, llama y seda. La gama de colores también es amplia: desde neutros como el blanco, crudo o beige hasta tonos más jugados como bordó, anaranjado y verde.

"Las ruanas son una prenda ideal para el clima de la costa. Solemos tener una ruana lista para cuando se levanta viento o para cuando caen las noches frescas. Es una manta transportable que da un confort muy especial", dice Paula Martini, creadora de Bajo el Alma-Taller, ubicado en José Ignacio. 

Para la diseñadora, una ruana es como un abrazo o un nido, "una prenda sencilla y colectiva". En su tienda se trabaja sin prisa ni pausa y se adaptan a lo que traen consigo las cuatro estaciones del año. "Otoño se dibuja, se hila, se hacen pruebas. Invierno se produce, puertas adentro, cada cual concentrado en su oficio; coser, bordar, tejer. En primavera se tiñe, todo cobra vida con el color. Y en verano nos encontramos en el taller".

Allí se crean productos con materiales nobles, como la lana merino, y muchas veces son mezclados con otras texturas como alpaca, algodón, lino, llama y seda. "Me gusta lo hecho artesanalmente porque las prendas traen consigo la calidez e intimidad de este proceso. Contienen la emoción de haber sido tocadas, armadas, ensambladas y terminadas por manos laboriosas", concluye.

El Canuto, un emprendimiento creado por Macarena Lanza y Guzmán Artagaveytia, también ofrece ruanas entre una selección de ropa y accesorios de distintos diseñadores, en su mayoría locales. "Las ruanas son nuestro producto estrella desde hace muchos años", dice Macarena.

Tienen ruanas de diversas marcas: Manos del Uruguay (81% lana merino, 13% viscosa y 6% lino), Lo-Loom (hechas de seda de capullo, pelo de llama y lana, hiladas y teñidas a mano), Cardan Cabos (100% lana merino, tejidas a mano) y Micha King (de boucleé de mohair y baby alpaca tejidas a mano). Entre los colores más pedidos están el crudo, el negro y el visón. 

Anushka Elliot Boutique es otra de las opciones que se suman a la oferta de moda local. "Cuando te ponés una ruana querés que sea de calidad, que te abrigue, estar cómoda, ese es el concepto de ruana. Por eso, la mayoría de las nuestras están hechas en cashmere de Nepal", dice la directora de la tienda, Anushka Elliot. Allí, según cuenta, los colores más pedidos son el camel, el blanco, el negro y el beige, aunque también se la juegan por otros más fuertes como el bordó y el marrón.

Casi saliendo de José Ignacio, sobre la playa Mansa se encuentra el parador Sylveira, un local gastronómico y una tienda que vende solamente marcas uruguayas. Allí las ruanas que se ofrecen son algunas elaboradas por artesanos de la zona y otras de marcas como La Pasionaria, confeccionadas en lana merino y en diversos tonos combinados. 

Ya sobre el balneario El Chorro está Casa Rowena, un espacio multimarca recientemente inaugurado que ofrece todo tipo de prendas. Tiene ruanas de marcas argentinas como Pampita o uruguayas como Farra. Esta última, creada por Chiara Defféminis, Silvia Facciolo y Sol Markowicz, ofrece la ruana Crucera, elaborada con intervenciones en cuero y fibras naturales como algodón, mohair, lana y cashmere. "Cada ruana está pensada con muchísimo detalle. Tiene un proceso de varias horas de creación en el que se considera la paleta de colores, las texturas e intervenciones en cuero, los materiales y hasta el nombre de la prenda. Luego se elabora una ficha técnica que es interpretada por nuestras artesanas, quienes le dedican 20 horas de trabajo. 

Es un proceso lento y delicado, hecho con paciencia y mucho amor", asegura Defféminis, socia y diseñadora de Farra. Estas prendas versátiles y fáciles de usar también se pueden conseguir en la tienda Santomar, en el showroom de Montevideo y a través del Instagram de la marca. 

Mutma por su lado ofrece ruanas de diversos colores. "En esta colección buscamos proponer algo diferente, una línea nueva que no habíamos trabajado antes. Es así cómo, en conjunto con Manos del Uruguay, ideamos estas ruanas", cuenta Alexia Berthelemy, cofundadora de la grifa. "La idea fue trabajar sobre la ruana Huella, un artículo que Manos viene ofreciendo desde hace ya mucho tiempo, pero con la impronta de Mutma". Las ruanas están elaboradas con 70% merino, 13% algodón, 12% viscosa y 5% lino, y los colores más pedidos son el marrón con detalles en negro y el taupe (un marrón grisáceo oscuro) con toques en verde. "Sumamos detalles en colores y modificamos un poco la moldería agregándole bolsillos y cortes. Se jugó mucho con el bloque de color, que era una de las características de esta colección Mutma croma verano 2021", concluye.

Estas ruanas se pueden comprar en los diversos puntos de venta de Montevideo y online a través de la web.