Revista Galería
Nuevas divas

Lana del Rey: el pop barroco y el glamour musical

La cantante, que cumplió 35 años y sacará nuevo álbum en setiembre, generó polémica a raíz de recientes declaraciones sobre feminismo y música

05.07.2020 06:00

Lectura: 7'

2020-07-05T06:00:00
Compartir en

Con información de EFE

Es para muchos una diva del "pop barroco" que recuerda a épocas doradas, o la "Frankestein del indie" para otros. Ella misma ha llegado a autodenominarse la "Nancy Sinatra gángster". Sea como sea, Lana del Rey (nombre que nace del cruce entre la actriz Lana Turner y el coche Ford del Rey) es una estrella cuyo estilo y peculiar voz no dejan indiferentes. Su estética con aires vintage y su música con influencias de Nirvana, Leonard Cohen o Elvis Presley, dan en conjunto a una artista que se complementa también con inspiraciones en David Lynch, Marilyn Monroe o incluso el catolicismo del que es creyente. Una mezcla entre lo antiguo y lo moderno, entre oscuridad y romanticismo, que la han hecho destacar.

El 21 de junio Del Rey cumplió 35 años y los celebra en el ojo del huracán, soltera de nuevo y envuelta en la polémica por un reciente alegato en Instagram que le ha valido incluso una confrontación con compañeras de la industria como Ariana Grande. Mientras tanto, el lanzamiento de su próximo álbum tendrá lugar en setiembre.

Renaciendo en medio de la polémica. Recientemente, Lana Del Rey anunció en redes sociales que en setiembre verá la luz su nuevo disco, que llevará el nombre de Violet Bent Backwards Over the Grass y en el que, según había explicado anteriormente, abundará la palabra hablada con reminiscencias poéticas. El anuncio, sin embargo, estuvo acompañado de controversias. Y es que Lana Del Rey publicó un mensaje en el que expresaba su postura respecto al feminismo y la industria musical femenina que sacudió Internet: "Doja Cat, Ariana (Grande), Camila (Cabello), Cardi B, Kehlani, Nicki Minaj y Beyoncé han logrado ser número 1 cantando sobre ser sexis, ir desnudas, follar, ser infieles...", dijo en su Instagram. Y preguntó: "¿Puedo volver a cantar sobre lo bien que me siento al estar enamorada, aunque la relación no sea perfecta, sin que se me crucifique y acuse de romantizar las relaciones abusivas?".

Lana confesó estar "cansada de escuchar a cantantes y compositoras decir que ‘glamurizo' el abuso, cuando yo solo soy una persona glamurosa que canta sobre relaciones basadas en el abuso emocional y que están muy presentes actualmente en la sociedad". "Me parece patético que me acusen de retrasar varios siglos los avances que hemos conseguido", añadió, y recalcó: "Tiene que haber sitio en el feminismo para mujeres que actúan y se visten como yo". Un texto que levantó controversia y provocó reacciones negativas tanto entre los internautas como entre otras celebridades.

Ariana Grande dejó de seguir a Lana Del Rey tras una conversación privada, según EDM Radio, y Doja Cat lanzó una indirecta en su Instagram ("La pandilla ya ha hundido el barco", dijo). Además, Lana fue acusada de racismo por haber mencionado a tantas cantantes negras o latinas, por lo que respondió a las críticas en un video de Instagram. "Cuando dije mujeres que se parecen a mí, me refería a las personas que no parecen fuertes o necesariamente inteligentes, o con el control. Se trata de abogar por una personalidad más delicada, no me refería a mujeres blancas". Y aclaró que el haber mencionado a esas artistas fue "porque son mis cantantes favoritas".

Todo esto resultó en una sucesión de declaraciones que han hecho que el anuncio de ese nuevo disco, y estar celebrando su cumpleaños número 35, así como el lanzamiento reciente de una nueva canción (Patent Leather Do Over) se vean eclipsados por la polémica. O todo lo contrario. Quizás le han valido la exposición mediática que estaba necesitando.

inspiración desde los inicios. Aunque se la conozca en todo el mundo como Lana Del Rey, Elizabeth Woolridge Grant tuvo otros nombres antes de ese: Lizzy Grant, May Jailer, Lana Del Ray o Sparkle Jump Rope Queen, entre otros. Antes de eso, y siendo simplemente Elizabeth, llegó al mundo el 21 de junio de 1985, en Nueva York (Estados Unidos). De ascendencia escocesa, es hija del inversor Rob Grant y de su esposa Patricia Grant, y tiene dos hermanos menores: Charlie y Caroline. Se crio en su ciudad natal, concretamente en Lake Placid (Essex). Allí, entre paseos por la naturaleza y un cuaderno en el que escribía, se plantó la semilla de la expresividad. Además, Elizabeth creció cantando en coros de iglesia desde muy pequeña.

No obstante, se alejó de los suyos para ir a la Kent School de Connecticut, un internado al que fue enviada por su padre a los 15 años debido a los problemas de alcoholismo que sufría y sobre lo que dijo a la revista GQ: "Bebía mucho en aquel entonces. Bebía a diario. Bebía sola". Del Rey confesó en aquella entrevista en 2012 que "gran parte de Born To Die trata acerca de esa época" y añadió: "Me decía a mí misma: ‘Estoy jodida. Totalmente jodida'. Era como tener un lado oscuro, emocionante, pero que iba ganándome la partida cada vez más".

Tras esa adolescencia complicada, Elizabeth regresó a Nueva York a los 18 años para asistir a la Universidad de Fordham. Allí, y gracias a aprender a tocar la guitarra con su tío, la futura Lana Del Rey comenzó a actuar en clubes de Brooklyn. Dispuesta a volver su sueño realidad, llegó incluso a vivir durante cinco años en una casa rodante en Nueva Jersey. Y entre cambios de nombre artístico y búsquedas de un estilo, en 2010 sacó el álbum en formato digital Lana Del Ray a.k.a. Lizzy Grant, después de otras incursiones previas como Kill Kill (2008) solo como Lizzy Grant y uno anterior (Sirens, 2006) como May Jailer.

De youtuber a diva musical. Pero Lana Del Rey tuvo que esperar un poco más para alcanzar la fama. Concretamente hasta el lanzamiento, en octubre de 2011, de Video games, un videoclip que grabó ella misma con una webcam y que mezcló con antiguos videos de Internet. Lo colgó en su cuenta de YouTube sin imaginarse el resultado. "Simplemente la subí porque era mi canción favorita, ni siquiera iba a ser un ‘single'", dijo en declaraciones publicadas por el diario español El País en enero de 2012, cuando la consideraban un fenómeno recién llegado cuya canción ya alcanzaba las 16 millones de visitas y su disco debut estaba a punto de salir. "Significa mucho para mí, y lloro cada vez que la canto", añadió en aquel momento. El videoclip cuenta actualmente con más de 230 millones de visitas.

A partir de ahí, el resto es historia. Lana Del Rey editó su primer álbum Born to Die a comienzos de 2012. Debutó en segunda posición en la lista de Billboard 200, y vendió 3.400.000 copias en todo el mundo, convirtiéndose en el quinto disco más vendido de aquel año. Luego, editó otros cuatro discos: Ultraviolence (2014), Honeymoon (2015), Lust For Life (2017) y Norman Fucking Rockwell! (2019). Entre sus temas destacan: Born to Die, Summertime Sadness, Young and Beautiful, Blue Jeans, High by the Beach, Dark Paradise, West Coast y Love, entre muchos.

Entre tanto, el amor ha ido variando en su vida. Se le conocieron relaciones con el cantante Barrie-James O'Neill (de 2011 a 2014), con quien trabajó en una versión de la canción Summer Wine de Nancy Sinatra, y con el fotógrafo de la edición italiana de Vogue, Francesco Carrozzini (de 2014 a 2015), quien colaboró con ella en el álbum Ultraviolence. En 2019, comenzó una relación con el policía Sean Larkin, pero en marzo pasado él anunció la ruptura entre ambos a The New York Times, aunque afirmó: "Nos seguimos llevando igual de bien que el primer día".

En los últimos meses, la carrera imparable de la cantante pareció haber sufrido una pausa (previo a la pandemia) a raíz de que en febrero de este año tuviera que cancelar su gira europea por salud. "Lamento decepcionar a todos a última hora, pero esta enfermedad me ha tomado por sorpresa y he perdido totalmente mi voz para cantar", dijo en un comunicado. El médico le había aconsejado cuatro semanas de descanso. Pero llegó el coronavirus, el mundo entero entró en reposo y las redes se convirtieron en los nuevos escenarios.