Mirador
MIRADOR | ANIVERSARIO

Francis Mallmann y un ciclo de charlas por los 20 años de Galería

Teniendo en cuenta las particularidades de este año, se optó por festejar con un ciclo de entrevistas a personajes que, en sus rubros, han roto barreras. El protagonista de la primera cita, realizada el miércoles 30 en el Hotel Cottage Carrasco, fue el chef argentino Francis Mallmann

08.10.2020

Lectura: 5'

2020-10-08T07:00:00
Compartir en

Fotos: Lucía Durán y Adrián Echeverriaga

Hace ya 20 años que salió el primer número de galería. Teniendo en cuenta las particularidades de este año, se optó por celebrar el aniversario con un ciclo de entrevistas (con aforo reducido) a personajes que, en sus rubros, han roto barreras. La idea va en línea con lo que siempre propuso la revista, que en el 2000 comenzó a salir cada jueves junto a Búsqueda.

"Desde su concepción inicial galería rompió barreras", señaló la directora periodística, Daniela Bluth, quien enumeró las características disruptivas de la publicación semanal; "era una revista a color, con muchas fotos, sociales, notas de moda y salía con Búsqueda, el semanario referente en economía y política; blanco y negro, sin fotos". Además, Bluth hizo hincapié en que se siguió rompiendo barreras con los temas elegidos y, sobre todo, la forma de tratarlos: "Siempre nos esforzamos por hacer periodismo de calidad, con rigor, seriedad, pero sin perder el gusto por lo estético, la belleza, lo armónico, lo fresco y descontracturado".

Esto explica la elección del protagonista de la primera cita, que tuvo lugar en el Hotel Cottage Carrasco la tarde del 30 de setiembre. La periodista de gastronomía y vinos de galería, Marcela Baruch Mangino, entrevistó frente a los invitados al chef argentino reconocido a escala mundial Francis Mallmann.

En el transcurso de una hora, el experto habló sobre aspectos no tan conocidos de su vida profesional y personal. Entre otras cosas contó al público que, con el objetivo de ser responsable con el cuidado del mundo y del medioambiente, de ahora en adelante sus proyectos serán veganos y vegetarianos. Si bien esto representa un acontecimiento muy importante en su carrera, entiende que "si no cambiamos nos quedamos". En la misma línea hizo énfasis en que el uso de la leña, su principal método de cocción, también tenderá a desaparecer, aunque todavía no visualiza cómo se adaptará a ese escenario.

La modalidad de trabajo instaurada con la cuarentena hizo que el impulsor de la cocina de fuegos se diera cuenta de las ventajas de estar más tiempo en casa. Hacía ya 13 años que no convivía por períodos prolongados con su mujer y sus hijas menores debido a su intensa agenda de viajes. Aunque le gustaría seguir siendo un chef del mundo, dice que ya no quiere continuar tomando aviones cinco o seis veces a la semana, como hizo en los últimos 20 años. "Eso me encantaba, era adrenalina y emoción, estar trabajando en Asia, Estados Unidos, Europa y distintos lugares de América Latina. Hoy ganas de viajar no tengo, no por miedo, es porque me ha gustado estar en casa", explicó Mallmann, quien pasó seis meses de la pandemia con su familia en Mendoza. Durante su estancia allí abrió un restaurante al aire libre y comenzó a escribir y filmar un documental sobre la desobediencia, un rasgo de personalidad con el que se identifica. Desde hace un mes el cocinero está instalado en Uruguay, trabajando en su restaurante en la Bodega Garzón y en su hotel en el pueblo.

"No me gusta Zoom, me duermo", confesó durante la charla. Sin embargo, la herramienta de reuniones virtuales le viene siendo de mucha utilidad. Según cuenta, en los últimos cuatro meses firmó los contratos más importantes de su carrera por esa vía. Próximamente, llevará adelante un catering en París y otro en Nueva York, que enviará comida a todo Estados Unidos. 

Entre otras cosas Mallmann contó que disfruta de la costura, al punto de que viaja con su costurero; que le encantan las telas y es muy vanidoso con la ropa; que le gusta la poesía; que se crio a la intemperie en La Patagonia, con su hermano Carlos; que abandonó la escuela en 7º grado y que su educación secundaria fue el cine.

Consultado por cómo describe a Uruguay, Mallmann sostiene que el país se ha puesto de "moda", que tiene cada vez más atención mediática y más concurrencia, y opina que es por los habitantes: "Creo que uno de los valores más grandes que tiene Uruguay es su gente, su cordialidad y la educación".

El entrevistado recibió como obsequio un bolso de cuero de Pecarí, pensado especialmente para sus próximos viajes. Los invitados, en tanto, se llevaron una botella de Pinot Noir Rosé de Corte de Garzón; una máscara de pestañas y una mascarilla de L'Oréal Paris; un Óleo Extraordinario de Elvive, también de L'Oréal; y bombones de Nora Rey Traiteur.