Personajes
La optimista del amor

Danielle Steel: “Principalmente, lo que he hecho en mi vida es criar hijos y escribir”

Danielle Steel, la prolífica escritora norteamericana que ha vendido más de 650 millones de ejemplares, tiene nueve hijos, cinco exmaridos, más de 6.000 pares de zapatos y una vida intensa a ambos lados del Atlántico

25.04.2021

Lectura: 7'

2021-04-25T07:00:00
Compartir en

Por: Clementina Delacroix

La biografía de Danielle Steel es tan rica o más que la de los cientos de personajes que ha creado para las más de 160 novelas que ha escrito. A sus 73 años, la escritora, que en 2002 fue condecorada por el gobierno francés con el Caballero de la Orden de las Artes y Letras por sus aportes al desarrollo de la cultura, es adicta al trabajo, al que le dedica 20 horas al día, maneja hasta cinco proyectos a la vez y escribe en dos blogs, uno personal y otro sobre sus libros. "Es un acto de malabarismo, pero me encanta", confiesa. Ha logrado mantenerse como autora más vendida en la lista de The New York Times por 381 semanas consecutivas, una cifra récord, y su obra ha sido traducida a 43 idiomas y adaptada a la pantalla grande en 22 oportunidades.

Primeros pasos. Hija única de padre alemán y madre portuguesa, nació en Nueva York y a los seis años emigró junto con su familia a la capital francesa, donde se empapó del estilo de vida parisino de la década de los 50 que tanto la inspiró luego en sus páginas de amor y lujo. Pasó los siguientes años de su niñez entre París y Nueva York. En 1965 se graduó en el Lycée Français de New York, luego estudió Literatura y Diseño de Moda en la Universidad de Nueva York, otra de sus grandes pasiones, pero nunca se graduó. Domina el inglés, francés, italiano y español. Comenzó a escribir de pequeña y en su juventud incursionó en la poesía. Acabó su primera novela -Regreso al hogar, publicada en 1973- a los 19 años, y para ese entonces ya estaba casada
con el primero de sus cinco maridos, el banquero francés Claude-Eric Lazard, con quien tuvo una hija. Después de su primer libro, escribió otros cinco libros que nunca se publicaron. "Luego escribí una 'novelización', que consiste en convertir el guion de una película de otra persona en un libro. Ese libro funcionó muy bien, y después mi carrera fue despegando poco a poco. Fue un camino largo y duro, y los primeros tiempos de mi carrera como escritora fueron una lección de perseverancia", cuenta en la autobiografía que escribió en su blog. En ese entonces, mientras crecía su familia, Danielle solo escribía por las noches o cuando los niños estaban en el colegio. Actualmente está entre los autores más conocidos a escala mundial dentro del género de literatura romántica y ha desbancado a la fallecida escritora inglesa Barbara Cartland, como la más vendida del rubro.

Maternidad y matrimonios. "Principalmente, lo que he hecho en mi vida es criar hijos y escribir", señala Steel, aunque a esa declaración también se le podría agregar que se ha dedicado a casarse. A mediados de los 70, dejó a su primer esposo por Danny Zugelder, un preso que conoció durante una visita a la cárcel en busca de documentación y con quien se casó en la capilla de la prisión. Pocos años después ese matrimonio terminó y al día siguiente del divorcio la talentosa enamorada del amor se casó con su tercer marido, también vinculado al mundo del delito, William George Toth, de quien estaba embarazada y a punto de dar a luz. De Toth, que había sido condenado por robo y además era un adicto, se divorció tres años después.

A principios de los 80, Steel, que comenzaba a ser reconocida por sus exitosas novelas, conoció a su cuarto marido, el viticultor John Traina, con quien tuvo cinco hijos y el vínculo amoroso más duradero. Y aunque la historia comenzó con él y su entonces esposa siendo amigos de Steel, rápidamente se enamoraron y tras la separación de él y una romántica propuesta de matrimonio en San Valentín, se casaron y permanecieron juntos por 18 años.

Pero el camino amoroso de Steel no estaba destinado a terminar allí. A pesar de prodigarse mutuamente un gran cariño, se separó de Traina y optó una vez más por el matrimonio al unirse con Tom Perkins, un financiero de Silicon Valley con quien estuvo en pareja hasta 2002.

Hoy, la escritora está soltera y disfruta junto a su numerosa familia entre sus casas de París y San Francisco. "Estoy divorciada, acabar sola no era mi plan y espero que no lo sea. Estuve casada con el padre de ocho de mis nueve hijos durante 18 años, y con mi siguiente marido durante ocho años. Estar soltera como adulta es un reto. No creo que las personas estén destinadas a estar solas. Estar solo significa no tener a nadie con quien compartir las cosas, los momentos divertidos o alegres, o los dolorosos. No hay nada más maravilloso que estar en una buena relación en la que ambas personas se esfuerzan, y nada peor que estar en una mala", asegura.

En una vida tan marcada por el amor no es extraño que sus novelas se basen en asuntos del corazón y personajes transitando encrucijadas amorosas. Sin embargo, la autora, que no recurre a escribir secuelas, ha sido criticada por crear personajes que pueden parecer poco realistas. En general, en sus historias Steel explora el mundo de la alta sociedad y aborda temas existenciales como la pérdida, la enfermedad, las crisis familiares y las relaciones. También ha recibido comentarios negativos por el grado de detalle en el que incurre y por contar los sucesos de forma extremadamente explícita. No obstante, sus historias, la intrigas que plantea y las tramas que desarrolla conquistan a millones de lectores, y su creatividad a la hora de producir parece inagotable.

Pero la vida ha sabido darle suficiente material para sus novelas. En 1997 enfrentó la mayor tragedia de su vida. Su hijo Nick, que sufría de trastorno bipolar, se suicidó a los 19 años. En respuesta a esa gran pérdida Steel creó dos fundaciones para honrarlo, una para ayudar a las personas con enfermedades mentales y otra para asistir a las personas sin hogar, una causa que preocupaba mucho a su difunto hijo. Pero también el dolor de perder a su hijo, el único con el que compartía su interés por la literatura, la motivó a escribir, y el resultado son dos libros: Su luz brillante y Un regalo de esperanza, sobre su trabajo con las personas sin hogar.

Literatura en tacones. Obras como La Duquesa, Volver a vivir, El largo camino a casa, El amante y Una perfecta desconocida, por mencionar algunas, han llevado a la fama a esta escritora que además es conocida por su pasión por la alta costura y por ser gran compradora de marcas como Chanel y Dior. Además, ha confesado tener más de 6.000 zapatos de Christian Louboutin. A su pasión por la escritura y la moda, se le suma un gran interés por el diseño y el arte contemporáneo. Llegó a tener una galería de arte en San Francisco, Steel Gallery, durante varios años en la que exponía obras de artistas emergentes. La página web sigue en pie (steelgalleryinc.com) con una selección de obras de los artistas que representaba.

Además, Steel escribe canciones, libros para niños y también sobre perros, debido a su gran amor por estos animales, especialmente los chihuahua.

Entre tanta producción, parece entendible el hecho de que solo duerma cuatro horas al día y que, al margen de su familia, lo que más satisfacciones le dé sea el trabajo.