Mirador
MIRADOR / FAVORITOS

Cinco jóvenes cuentan la historia detrás de su prenda favorita

Desde una ruana tejida a mano hasta una campera comprada en Miami, estas prendas trascienden el paso del tiempo gracias a su valor afectivo

25.05.2020
2020-05-25T06:00:00
Compartir en


Por María José Carricaburu

Las cosas van y vienen. Sin embargo, existen prendas y accesorios con un valor que para sus dueños excede lo material. No les importa ni su costo ni su marca, pero sí los recuerdos que guardan y los lugares a donde los transportan. Si se pierden o se rompen, inevitablemente quedarán en la memoria. Mientras tanto, los conservan, los cuidan y siguen construyendo historias en su compañía.

Camila Galfione

Foto: Rossina Abril.

La prenda favorita de la fundadora del blog y el podcast The Strawberry Blond es una ruana de patchwork que tejió con sus propias manos cuando cursaba segundo año de la Licenciatura en Diseño de Modas. Para ella significa mucho más que una ruana, representa el esfuerzo y la superación. "Tiene partes tejidas con lanas uruguayas, partes en fieltro de lana -también hecho por mí- y retazos de telas recicladas. Llevó infinitas horas de trabajo: días y noches meditando silenciosamente mientras tejía cada rectángulo", cuenta la diseñadora.

"Verla me genera mucho orgullo, me hizo entender realmente las horas de trabajo que llevan determinadas piezas", explica Camila, que es también asesora de imagen y personal shopper. Lo que más le gusta de su creación es su extravagancia, admite, pues nunca pasa desapercibida. Camila es de las que piensa que al momento de vestirse "más es más", aunque entiende que "hay que saber trabajar bien esa filosofía para implementarla".

Gonzalo Vivas

Foto: Camila Graña.

El objeto del que el guitarrista de Los Buenos Modales, Piel y Eli Almic no se puede desprender es una caravana. Lleva siete años sin sacársela. Hasta duerme y se baña con ella. "Es curioso, porque es el aro de un llavero que pertenecía a las llaves del apartamento donde supe vivir en Londres, y que por error quedaron en mi mochila", cuenta el músico.

Antes, en el mismo lugar, Gonzalo llevaba puesto un expansor de 6 mm, pero lo perdió. Fue entonces que decidió colocarse esta pieza, para él irremplazable. A pesar de no ser un elemento creado para cumplir la función de accesorio, el aro nunca se oxidó ni le causó una infección. "Realmente desconozco el material, pero parece ser único o al menos eso me estaría demostrando", señala el músico. "Calzó perfecto donde iba el expansor y ahí se quedó. Me gusta mucho porque parece que tuviera dos aros, y en realidad solo es un pedazo de alambre".

Erika Werner

Foto: Lucía Durán.

La prenda predilecta de la fotógrafa es una chaqueta de cuerina negra que adquirió hace tres años en una tienda de Forever 21 en Miami. "La vi sola en un lugar que no era el de ella y me enamoré. Me la probé y me quedó perfecta. No había más en toda la tienda, era la última; seguro que alguien se arrepintió de llevarla y la dejó en cualquier lado. Yo siempre digo que estaba ahí para mí", relata la fotógrafa de bodas y moda.

Lo que más le gusta a Erika de la prenda, además de que se identifica con el estilo, es que tiene rosas bordadas en la espalda. "Creo que por eso la amo tanto, porque si bien hay muchas del estilo, el detalle de las rosas la diferencian y la hacen única", explica.

La fotógrafa considera que esta chaqueta es muy versátil y es de los clásicos must have que salvan cualquier look. "Puede ir con un jean básico, con algo deportivo o ser parte de un look un poco más formal para ir a un evento o salir a la noche: todo depende de con qué se la combine".

Lucía Cavallini

Foto: Matías Yanez.

La cantante argentina que se mudó a Uruguay hace ya siete años no tiene una prenda favorita, sino un conjunto conformado por un pantalón y una musculosa. Ambas piezas tienen un gran valor sentimental para la artista, quien entiende que combinadas se potencian.

"El pantalón de lino blanco lo heredé de mi madre, es literalmente más viejo que yo, y tengo una gran conexión sentimental con él. Se ha mantenido muy bien a lo largo de los años y me gusta el hecho de poder seguir creando recuerdos y viviendo momentos únicos con el mismo pantalón con que lo hizo mi madre", cuenta la artista, que tuvo que hacerle algunos ajustes por el talle.

La otra prenda es una musculosa beige de tela elastizada de Zara, de la temporada pasada. Lucía, que es también modelo y actriz, la eligió especialmente para hacer las fotos de la tapa de su primer disco, titulado Rayo. "La grabación del álbum fue un momento superimportante para mí, la remera que usé para la tapa se va a quedar en mi armario para el resto de mi vida", asegura.

Cavallini tiene una explicación de por qué ambas prendas combinadas crean un look especial. "Este combo es lo nuevo/moderno y lo heredado. Por un lado el pantalón, que representa las memorias que vienen del pasado de mi familia, los momentos vividos, la herencia que uno trae consigo; y por otro la musculosa beige simple, que refleja la parte nueva; lo que traes y el nuevo camino que vas a recorrer", dice.

Florencia Domínguez

La creadora de Black & Liberty se mudó hace un año a Canmore (Alberta, Canadá) y en ese momento tuvo que decidir qué prendas se llevaba consigo y a cuáles despedía. "Antes de empezar la selección, pensé que iba a ser difícil deshacerme de algunos objetos con los que había creado vínculos, pero en realidad fue liberador", cuenta la emprendedora. "Fue una enseñanza de lo importante que es saber soltar y estar liviana para vivir nuevos desafíos y enfrentar grandes cambios", agrega Florencia, quien mantiene su marca con la tienda online.

Así como supo soltar muchos objetos, hubo una prenda que no pudo abandonar: una chaqueta de cuero. "No voy a mentir, me agregó un par de kilos al equipaje, pero valió la pena", confiesa. La diseñadora compró esa chaqueta en 2018 en Nueva York, en una tienda vintage llamada The Vintage Twin, ubicada en Soho. "Tiene todo lo necesario: flecos, detalles metálicos, un talle más para estar cómoda, ese look que solo el cuero vintage puede tener y mucho espíritu rebelde", señala. "Es de esas prendas que aunque te la pongas arriba de un pijama no necesita más nada. Créanme, lo he hecho", concluye.