Mirador
MIRADOR | VACACIONES

Cinco figuras uruguayas cuentan cómo fue su Semana de Turismo en burbuja

Caro Criado, Isabel Sanguinetti, Valentina Barrios, Agustina Morales y Paloma Oribe recordaron cuáles fueron sus actividades durante esta semana tradicional del calendario uruguayo. 

15.04.2021

Lectura: 5'

2021-04-15T07:00:00
Compartir en

Más allá de las creencias y costumbres de cada uruguayo, la Semana de Turismo para unos o Semana Santa para otros transcurrió de manera inusual. Tras las medidas anunciadas por el gobierno para desalentar la movilidad y, en consecuencia, frenar el avance del Covid-19, muchas personas decidieron disfrutar sus vacaciones junto con su burbuja, dentro de su hogar o en rincones fuera de la ciudad.

Las actividades típicas de esta semana, como la Vuelta Ciclista, la Semana Criolla, la Semana de la Cerveza en Paysandú, la Fiesta del Olimar en Treinta y Tres o las celebraciones cristianas en los diferentes departamentos del país debieron ser suspendidas o realizadas de maneras alternativas. Los centros termales del norte de Uruguay, que reciben la mayor cantidad de turistas en estas fechas, tuvieron que cerrar, así como los centros de vacaciones y campings de todos los departamentos del país.

Hubo quienes prefirieron quedarse en su hogar y otros que decidieron tomar un respiro, alejarse de la capital, pero siempre respetando su burbuja. Caro Criado, diseñadora y creadora de la marca que lleva su mismo nombre, resolvió pasar esta semana en su casa. "Mi idea fue quedarme, primero porque hace poco fui mamá, y después porque con el covid prefiero cuidarme y salir lo menos posible", explica. 

Caro es mamá de Ramón y, desde hace dos meses, también lo es de Nacha. "Hicimos muchas actividades para entretenernos y divertirnos; bailamos, cantamos, pintamos". Además, disfrutaron de plantar y hacer actividades en la huerta, que está ubicada junto a su casa. "Una de las actividades favoritas de Ramón es estar en el jardín. Ayuda a cortar el pasto, planta, hace de todo", concluye. 

Por su parte, la comunicadora y conductora del programa Camperos -transmitido por Canal 10-, Isabel Sanguinetti, decidió repetir la tradición de todos los años y pasar su Semana Santa en el campo junto con su familia más cercana. "Antes de que llegara la pandemia, la familia significaba abuelos, tíos, primos y novios, por lo que llegábamos a ser, en ocasiones, hasta 60 personas. Somos un familión y siempre supimos disfrutarlo. Nunca me imaginé pasar esta fecha sin ellos", cuenta. Y agrega: "Este año, al igual que el pasado, la experiencia se vivió diferente. Pasamos a ser mis padres, mis hermanos y nuestros novios. Una sexta parte de las personas; lo que significó más tranquilidad, más cantidad de agua caliente en el baño, mayor comodidad, conexión y descanso. Se disfrutó de una manera diferente".

Para Isabel, esta experiencia se convirtió en un momento de reflexión, de conexión con sus familiares más cercanos, y de inversión de tiempo en una de las actividades que más le gusta. "Tengo una pasión, que es la fotografía, y pocas veces encuentro algún tiempo para dedicarle. Me dediqué especialmente a sacarles fotos a los caballos de nuestra cabaña de criollos Cabaña San Pedro", agrega.

Además, la joven aprovechó para trabajar en el campo y disfrutar de largas jornadas montando a caballo, de salir a pescar, de las guitarreadas por las noches, de cocinar su receta preferida de cheesecake, y de jugar al Trivia sobre Uruguay. "Más allá de en dónde pasemos o en la situación en que nos encontremos, lo primero de todo es estar conectados y en paz con uno mismo", concluye.

A diferencia de Isabel, la comunicadora y conductora de Mejor con Música, Valentina Barrios, decidió pasar su semana junto con su hermana, su pareja, su mamá y el marido de su mamá. "Nos fuimos a Punta del Este, a una casita que tenemos ahí. Aprovechamos la playa -por suerte la temperatura acompañó- y nos dimos un último bañito de mar", cuenta.

La familia también disfrutó de estos días en el Este, para salir a almorzar al Club de los Balleneros, jugar a las cartas y al Catán, y cocinar y comer preparaciones ricas y caseras. Pero sobre todo, lo que más hicieron fue descansar y prepararse para la llegada de Sur, el niño que sigue creciendo en la panza de Valentina y que, en menos de tres meses, se convertirá en un nuevo integrante de la familia. 

La cantante Agustina Morales y su familia eligieron alquilar una casa grande para disfrutar todos juntos. Como la pandemia amerita reducir la movilidad y mantenerse en la burbuja, buscaron una casa que tuviera de todo: piscina, parrillero, mesa de pool, ping-pong y juegos de mesa, entre otras comodidades, lo cual hizo que se divirtieran la mayoría del tiempo allí. Las salidas fueron pocas. Además de las compras necesarias del supermercado y algo de ejercicio al aire libre, Agustina fue a almorzar (también al Club de los Balleneros, en Punta Ballena), y un día a merendar a la cafetería La Linda en Punta del Este. Allí disfrutó del atardecer mientras se deleitaba con una carrot cake. 

La modelo Paloma Oribe aprovechó la Semana de Turismo para ir a visitar a sus padres, que con motivo de la pandemia están desde hace un tiempo viviendo en Punta del Este. El tiempo en esos días hizo posible que disfrutaran de ratos al aire libres en la piscina y en la playa. Aunque debió alternar el relax con home office, se aseguró de amenizar siempre con mucho café y chocolate, un clásico en esas fechas.