Mirador
Mirador/ Casamiento

Casamiento Álvarez - Tribucio

En una ceremonia íntima y al aire libre Santiago y Lorena contrajeron matrimonio.

23.12.2020
2020-12-23T07:00:00
Compartir en


Fotos: Lucía Durán

El invierno de 2012 sería uno de los más especiales para Santiago Álvarez y Lorena Tribucio, ya que, a partir de una reunión entre amigos, se conocieron. Siete años después de aquel encuentro, Santiago le propuso matrimonio.

El sábado 12 dieron el sí en una ceremonia íntima por civil y al aire libre que celebraron en la terraza del salón Long Drive del Club de Golf.

La pareja eligió inicialmente la fecha en el mes de diciembre por temas laborales y, a pesar de que luego la situación sanitaria del país cambió, Santiago y Lorena decidieron seguir adelante con su deseo y adaptarse a los protocolos exigidos por el gobierno.

Sobre las 19.30 horas, Lorena ingresó del brazo de su padre, Ruben Tribucio, y caminó hacia el altar en donde se encontraba el novio, los padrinos y familiares más cercanos, así como la jueza María Luisa Salaberry, quien ofició la ceremonia.

Lorena llevó un traje en capas, fresco y descontracturado, diseñado por Pablo Suárez, en organza de seda natural. Una asimetría en el frente del vestido descubría las piernas y una terminación en pestañas le daba movimiento. En la parte superior, sobre un hombro tenía una asimetría con un vuelo con plisados de organza que se intercalaban entre capas y, del otro lado, para marcar más esa asimetría, llevó una manga tipo farol.

El tocado, obra de Belén Fischer, consistía en pequeños apliques en forma de estrellas elaborados con cristales, que se integraban con el pelo suelto que peinó Diego Alfonso. El maquillaje en tonos dorados y marrones, realizado por Leonel Aita Musi, resaltó los ojos de Lorena.

Al igual que la novia, la madrina Graciela Marzoa lució un traje con mucho vuelo y escote balconette. Pablo Suárez también diseñó este vestido al que, sobre una base nude, aplicó una muselina de seda natural negra con un estampado de estrellas de mar, también en color nude.

Sobre el final de la ceremonia civil la sobrina de Lorena, Milena Tribucio, con la ayuda de sus padres, entregó los anillos a los novios. A continuación, los amigos de la pareja y el hermano del novio expresaron emotivas palabras de amor y prosperidad para su vida de casados.

Luego, cuidando los protocolos establecidos, los invitados se dirigieron al salón, ambientado con follaje verde y fibras naturales. También se dispusieron sofás y mesas altas al aire libre para que los invitados disfrutaran del entorno.

Al momento de las fotos no podía faltar Chino, el bulldog inglés de la pareja, que estuvo allí para ser parte del momento más emocionante de Santiago y Lorena.

Para la luna de miel la pareja aprovechará el verano para recorrer los paisajes naturales de Lavalleja y luego disfrutar de la costa este del país. Para más adelante quedará el viaje a Sudáfrica que habían planificado inicialmente para celebrar el comienzo de una nueva etapa en sus vidas.