Revista Galería
Reapertura

Así fue el primer plan piloto del Pase Responsable en el Sodre

El sábado 5 a las 20 horas se realizó el primer plan piloto del Pase Responsable en el Auditorio Nacional del Sodre, con más de 100 invitados que se sometieron a un test rápido de antígenos antes del comienzo de la obra Workshop Coreográfico 2021, dirigida por María Noel Riccetto y a cargo del Ballet Nacional del Sodre.

10.06.2021 10:00

Lectura: 3'

2021-06-10T10:00:00
Compartir en

La actividad fue organizada por Presidencia de la República, junto con el Ministerio de Salud Pública, el Ministerio de Educación y Cultura y el Sodre, para evaluar la pronta reapertura de espectáculos culturales en un marco seguro dentro de la emergencia sanitaria. "Estamos utilizando un método que ya lleva buenos resultados en muchos países de Europa, (...) para que no haya que esperar a que la pandemia termine definitivamente para poder reabrir las salas", dijo en rueda de prensa el ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira.

Poco antes de las 19 horas se hicieron presentes frente a la puerta del auditorio algunas movilizaciones gremiales lideradas por el excandidato presidencial Gustavo Salle en contra de esta iniciativa y la implementación del llamado Pase verde. También se manifestaron artistas callejeros con un show improvisado que incluyó música, disfraces, malabares, zancos y globos reclamando por la paralización de actividades culturales. No tardó en llegar la Guardia Republicana para colocar vallas restrictivas y efectivos policiales en la puerta del edificio.

En este marco de protestas comenzaron a llegar los primeros invitados, que fueron citados con anticipación para realizarse la prueba de antígenos. Todos debían permanecer con tapabocas, colocarse alcohol en gel y tomarse la temperatura al momento de ingresar. Debido a que el gremio de funcionarios del auditorio se negó a cumplir esta última tarea, acabaron llevándola a cabo el ministro Pablo da Silveira; el presidente del Sodre, Martín Inthamoussu; y la vicepresidenta del Sodre, Adela Dubra.

La obra comenzó a la hora prevista, luego de que todos los test arrojaran resultados negativos, y finalizó después de las 21 horas. "A nivel artístico el balance es muy positivo. Que los bailarines hayan podido volver a compartir un espacio con sus compañeros fue muy significativo. Creemos que tenemos que buscar maneras de volver. No poder estar en nuestro ámbito de trabajo nos lleva a estar pensando en un montón de opciones, y si bien lo digital se transformó en una gran herramienta para el Sodre porque estamos llegando a nuevos públicos, necesitamos la presencialidad", dijo Inthamoussu a Galería. "Entendemos que las autoridades deben analizar con mucho cuidado los resultados de esta prueba para ver si realmente podemos volver. Que esta sea una herramienta no solo para nosotros sino también para los artistas, que hace tanto tiempo no están pudiendo trabajar".

Por su parte, la directora del Ballet Nacional del Sodre, María Noel Riccetto, también reflexionó sobre la experiencia de este plan piloto: "Fue una hermosa función que nace de un gran trabajo que creíamos imposible durante la virtualidad. La energía de cada bailarín se vio plasmada en una vuelta soñada al escenario. En lo personal me siento orgullosa de ellos y esperanzada de que este espectáculo haya sido el comienzo de una vuelta que se aproxima. Estamos necesitados del contacto con el público".