Mirador
MIRADOR | CULTURA

Arte itinerante: una muestra de Elián Stolarsky en el marco del proyecto Líquido

El miércoles 6 se inauguró en Posada Ayana la exposición Fotografías que ya son de cualquiera, de la artista Elián Stolarsky, que forma parte del proyecto Líquido, creado por Valentín Benoit 

07:00
2021-01-28T07:00:00
Compartir en


Fotos: Mauricio Rodríguez

Ubicada en José Ignacio, la Posada Ayana ofrece una experiencia de descanso en un entorno natural y relajante cerca de la playa. El arte y el diseño también ocupan un lugar importante en este hotel.

La galería itinerante Líquido, creada por Valentín Benoit, no tiene un espacio permanente, sino que se va moviendo de un lado a otro dependiendo del proyecto. Cuando Benoit conoció a la familia Kofler, propietaria de Posada Ayana, les contó de su emprendimiento y ellos pusieron a disposición su espacio para realizar una muestra.

El miércoles 6 se inauguró la exposición Fotografías que ya son de cualquiera, de la artista Elián Stolarsky, que forma parte del proyecto Líquido. "La muestra es de textiles y tiene que ver con mi historia familiar. Cuenta sobre la migración, está formada por retazos y también refleja el acto de coser, que tiene mucho que ver con lo que fue mi abuela y mi familia. Quise recomponer todos esos pedazos de la memoria para crear entre lo que uno decide realmente contar y la ficción, mi propia identidad", explicó la artista a Galería.

La muestra se extendió hasta el domingo 10 y hubo algunas actividades relacionadas. Por ejemplo, el viernes 8, sábado 9 y domingo 10 se realizaron charlas con la presencia de Stolarsky y Benoit para que el público accediera más en profundidad al trabajo de la artista y al concepto detrás del proyecto Líquido.

Por otro lado, la noche del jueves 7 se ofreció una cena con invitados para que disfrutaran de la gastronomía del lugar y conocieran las obras de arte. El menú de la velada incluyó un trago de bienvenida con Johnnie Walker, ananá, menta, jugo de limón y azúcar; entrada de crema de berenjena con huevo de codorniz con cebolla caramelizada junto con un Garzón Reserva Albariño 2019; plato principal de tagliatelle con shiitakes, salsa asiática y sésamo negro acompañado por un Casa Grande Cabernet Franc 2018; segundo principal de albóndigas con puré de calabaza, zucchini y maní también con Cabernet Franc 2018 de Casa Grande. De postre se sirvió tiramisú de frutilla acompañado con pisco sour.