Actualidad
Empresa |Centro Láser Dermatológico

Adelantarse a la edad

El Centro Láser Dermatológico trabaja la bioestimulación, un nuevo concepto integral para el cuidado de la piel que permite prevenir el envejecimiento desde la juventud

27.08.2020

Lectura: 3'

2020-08-27T10:16:00
Compartir en

Entre los 25 a 30 años se comienzan a ver los primeros signos de envejecimiento de la piel. Paulatinamente se hace evidente el aumento de las manchas y la disminución de la luminosidad, así como la pérdida de tonicidad y la aparición de arrugas. Este proceso comienza por la merma en la producción de colágeno, que, a su vez, sucede porque el fibroblasto, la célula encargada de generarlo, entra en una etapa menos productiva que hace que empiecen a actuar factores determinantes en el envejecimiento de la piel.  

Sin embargo, los avances de la ciencia en los últimos años han permitido algo que hasta hace poco tiempo parecía imposible: despertar al fibroblasto para que vuelva a producir colágeno, proteína fundamental para una buena estructura y calidad de piel. Esto se conoce como bioestimulación. "Los últimos tratamientos en estética no invasiva tienden a estimular la actividad biológica de nuestra piel, utilizando la maquinaria de nuestro cuerpo, para generar el rejuvenecimiento", explica la médica dermatóloga Lídice Dufrechou, integrante del equipo del Centro Láser Dermatológico. Esta clínica, fundada hace más de 20 años, fue donde se comenzaron a utilizar los primeros láseres dermatológicos de forma privada en Uruguay.

 

Médicos dermatólogos del Centro Láser Dermatológico: Andrea Nicola, Carlos Carmona, Lídice Dufrechou, Néstor Macedo, Paula Abelenda, María Inés Piñeyro, Laura Pereyra Bortagaray y Rosanna Caruso. 


Ubicado en Francisco Muñoz 2957 esquina Pereira, el centro ha incorporando las últimas tecnologías que ingresan al mercado y cuenta con un equipo médico profesional encargado de orientar a los pacientes en tratamientos adaptados a sus necesidades específicas.

El manejo del envejecimiento cutáneo consiste en la combinación del conocimiento médico con la realización de técnicas correctivas no invasivas que en mayor o menor medida estimulan la producción de colágeno. Estas técnicas correctivas activan canales que retrasan el envejecimiento por lo que se pueden realizar de forma preventiva desde edades muy tempranas, antes de que se manifiesten señales de envejecimiento. Además de efecto puntual, retrasan la aparición de los primeros signos, ayudando a estar un paso adelante en la batalla contra el tiempo.

"Antes cuando hablábamos de rejuvenecer o tensar la piel tendíamos a pensar en las cirugías", dice la dermatóloga Paula Abelenda. La bioestimulación supone un enfoque no quirúrgico y se vale de la utilización de técnicas de última generación como radiofrecuencia, ultrasonido microfocalizado, plasma rico en plaquetas, sustancias como el ácido hialurónico (componente propio de nuestros tejidos) y la hidroxiapatita de calcio, luz pulsada, tecnología láser e hilos tensores y colagénicos, entre otros, para revertir de una forma armónica los cambios producidos por el paso del tiempo. El resultado es un contorno más definido, con una piel más firme, elástica, luminosa, con menos arrugas y manchas. Las técnicas actúan en niveles superficiales o profundos de la piel -dependiendo de los aspectos que se quieran mejorar-, se realizan en el día y no requieren reposo posterior.

Céntro Láser Dermatológico. Francisco Munoz 2957 esquina Pereira, tel. 27099577, www.cld.uy, Ig:@centrolaserdermatologico