Cultura
Razones para volver

25 años después de Jagged Little Pill, Alanis Morissette estrena disco nuevo

Reasons I Drink es el adelanto de Such Pretty Forks in the Road, el álbum que verá la luz en mayo y que supone el regreso a la música de esta feminista rebelde y adelantada a su tiempo.

06.01.2020 06:00

Lectura: 10'

2020-01-06T06:00:00
Compartir en

En base a EFE

Pasaron más de 20 años del grunge, de las camisas a cuadros, de los videos de Aerosmith con Alicia Silverstone y del fenómeno de Alanis Morissette. Tenía 20 años cuando esta joven feminista escribía letras de canciones como You Oughta Know, que las chicas cantaban y gritaban como quien exorciza un dolor que ninguna otra medicina o canción podría calmar.

"Gracias patriarcado, por derrumbarte y caerte", dijo Alanis para cerrar el discurso cuando recogió el Billboard Women in Music Icon Award en diciembre pasado. El reconocimiento a la célebre cantante canadiense era más que merecido, pues es innegable su condición de ícono de la música de los años 90.

Siete años después de su último disco, tiene una nueva canción. Reasons I Drink es el adelanto de Such Pretty Forks in the Road, el álbum que verá la luz en mayo y que supone el regreso de una artista que no había publicado nuevo material discográfico desde Havoc and Bright Lights, en 2012.

El esperado disco llega en plena celebración del 25 aniversario del álbum que la lanzó a la fama mundial en 1995, Jagged Little Pill, con el que superó los 30 millones de copias vendidas y logró cuatro de sus siete premios Grammy, además de dejar auténticos himnos como Ironic o Hand in My Pocket.

El aclamado álbum ha dado lugar a un musical en Broadway que acaba de debutar en el Broadhurst Theatre de Nueva York, un espectáculo con letra y música de Alanis Morissette y de Glen Ballard, dirigido por la ganadora del premio Tony, Diane Paulus, y guion original de Diablo Cody, ganadora del Oscar por Juno.

Es un hecho: Alanis Morissette está volviendo. Otra prueba es su participación en el programa de Jimmy Fallon. Con peluca platinada y lentes de sol lo acompañó a él, que también iba de incógnito, para hacer una aparición misteriosa en el metro de Nueva York en la que cantaron un villancico y, justo después de revelar sus verdaderas identidades, You Oughta Know.

La fama abrumadora y un corazón algo frágil la alejaron de la música en su sentido más masivo. En agosto nació su tercer hijo y, con 45 años, Alanis parece haber aprendido a lidiar con la adversidad y los desbordes emocionales. "Me di permiso a no sublimar la ira física, la depresión y la tristeza, y sentimientos que nos dicen que no sintamos, especialmente a las mujeres. Estos son sentimientos que no te puedes permitir sentir, pero nuestros cuerpos están construidos para sentirlos. Así que o implotamos o explotamos. O actuamos, o nos enfermamos o nos deprimimos", dijo a The Hollywood Reporter en su edición anual Women in Entertainment.
En junio, la cantante iniciará una gira mundial con la que celebrará el aniversario de su álbum de mayor éxito, con más de 30 fechas ya anunciadas en Estados Unidos y Canadá; un tour en el que Morissette contará como invitada especial a la banda noventera Garbage.

Jagged Little Pill, o el bienestar que llega con el tiempo. Antes de su salto a la fama internacional y de convertirse en una de las cantantes, compositoras y músicas más influyentes de la música contemporánea, Alanis Morissette (Ottawa, 1974) había editado con 16 años dos álbumes en Canadá: Alanis (1991) y Now Is The Time (1992).

Poco después se mudó a Los Ángeles y, en 1994, empezó su colaboración con el productor y compositor Glen Ballard, que había trabajado con artistas como Aretha Franklin, Michael Jackson o Barbra Streisand. En junio de 1995 publicó su tercer álbum bajo el sello discográfico de Madonna: Maverick Records.

Las letras autobiográficas y un giro hacia un sonido más rockero hicieron que Jagged Little Pill superara todas las expectativas. El primer sencillo, You Oughta Know, pasó los 20 millones de copias vendidas y sonaba en todas partes. "Cuando comparto una canción públicamente ya no es mía. De alguna forma, las canciones son escritas por mí para expulsarlas. Con You Oughta Know, cuando la compartí públicamente, se volvió una invitación. Si algunas personas tenían miedo de su propia ira, ahí estaba yo en el escenario exteriorizando la mía sin pedir disculpas. La gente la llamaba ‘la canción de la venganza'", contó en The Holllywood Reporter. Más tarde llegarían éxitos similares con All I Really Want, Hand in My Pocket y, su mayor hit, Ironic.

Jagged Little Pill, el álbum que las comprende, no es el título de una canción, sino una línea de You Learn, y tiene un significado muy específico: "Muchas veces, cuando estoy inmersa en algo muy difícil, no me doy cuenta de que hay una lección ahí, en algún lugar, y es recién en retrospectiva que me doy cuenta por qué pasé por eso. Así que la letra, que luego dice ‘solo tragala, se siente bien nadando en tu estómago', se refiere a que siempre hay una especie de recompensa, y puede que no llegue enseguida", contó en una entrevista.

El disco fue número uno en Canadá, Estados Unidos, Reino Unido y otra decena de países, y con 33 millones de copias vendidas es de los álbumes de más éxito de la historia, y uno de los trabajos más premiados. Entre otros galardones recibió cuatro Grammy a Álbum del año, Mejor álbum de rock, Mejor interpretación de rock femenina y Mejor canción rock por You Oughta Know. Alanis fue la persona más joven en ganar el Grammy Álbum del año con 21 años hasta Taylor Swift, que tenía 20 años cuando lo ganó en 2010 por Fearless.

Después de una gira internacional de más de 200 conciertos, Morissette pasó una temporada en la India y, a su vuelta, colaboró con la banda sonora de la película City of Angels con la canción Uninvited, por la que ganó dos nuevos premios Grammy, a la Mejor canción rock y a la Mejor interpretación rock femenina, que con el logrado en 1998 a Mejor video musical versión larga por el DVD Jagged Little Pill, Live, completan los siete que ha recibido en su carrera.

No más fama. Supposed Former Infatuation Junkie, el cuarto álbum de estudio de Morissette, editado en noviembre de 1998 y del que destacan canciones como Thank U y So Pure, alcanzó los 10 millones de copias vendidas, lejos del fenómeno que supuso su trabajo anterior. Al año siguiente, además de grabar el álbum acústico Alanis Unplugged, su colaboración con el cine iría un paso más aportando su música a la banda sonora de la película Dogma (en la que debutó como actriz interpretando a Dios) con la canción Still. Desde entonces sus apariciones en cine y televisión han sido habituales.

Under Rug Swept (2002) fue su quinto álbum, y el primero en el que todas las canciones fueron compuestas y producidas exclusivamente por ella, sin la colaboración de Glen Ballard; un trabajo con el que aun con ventas más modestas que los dos anteriores, alcanzaría de nuevo el número uno en una decena de países. Hands Clean, uno de los temas más populares del disco, habla de una manera poética y con indulgencia premeditada de un abuso sexual. "Oh, esto podría ser complicado / pero a ti no parece importarte. / Oh, no le cuentes a nadie / y haz la vista gorda a este supuesto crimen. / Si miramos unos años hacia adelante / y nadie lo sabe más que nosotros / habré honrado tu pedido de silencio / y tú te habrás lavado las manos de esto", le canta a su agresor.

So Called-Chaos (2004), Flavors of Entanglement (2008) y Havoc and Bright Lights (2012) completan la discografía de la cantante quien, con 60 millones de copias vendidas, es una de las de más éxito de las últimas décadas. Su penúltimo trabajo data de la época de su ruptura con el actor Ryan Reynolds. Llegaron a estar comprometidos y cancelaron la boda en 2007. Entonces, ella escribió Torch, en la que detalla todo lo que extraña de él, aunque sabe que "no son tiempos para tener el corazón débil".

Tiempo después se cruzó con Mario Treadway, más conocido como el rapero Souleye. La accidentada historia afectiva de la cantante no le impidió sentir que estaba frente a algo diferente. "Salía con gente, y había algo de mí que siempre se daba contra un muro de ladrillos con quien fuera que estuviera sentado frente a mí. Y con Souleye, cuando lo conocí, pude ver que juntos éramos ilimitados, que podíamos llegar a cualquier lado", contó a Newsweek.

El resurgir. Las canciones buenas son atemporales, y You Oughta Know lo confirma con una nueva camada de fans que la descubrieron a partir de la escena de karaoke de la película independiente Booksmart. "1995 es historia antigua para la mayoría de nuestro reparto joven, pero supieron cómo encarar Jagged Little Pill en el set para uno de mis momentos favoritos", tuiteó la directora de la película, Olivia Wilde. La realizadora (y también actriz) escribió una columna como invitada para la edición Women in Entertainment de The Hollywood Reporter en la que incluyó a Alanis con su "feminismo alimentado por la ira que ahora se ha vuelto una fuerza que empodera otra generación".

La cantante descubrió en sus canciones una vena catártica, según sus propias palabras. "Movía energía cantar estas canciones. Vi que estaban ayudando. Estaban validando, reconfortando y empatizando con la gente. Recibía cartas diciéndome que los había ayudado a atravesar su divorcio o la muerte de un ser querido o a decidir no cometer suicidio". Allí, Alanis encontró su propósito. "Para mí, la fama nunca fue suficiente así que, cuando vi que había algo de servicio en escribir y compartir estas canciones, quise continuar. Y la activista en mí se entusiasmó mucho, eso era lo que yo buscaba. Cuando escribo canciones, son para mí. Pero cuando las comparto, es una ofrenda", dijo.

Su activismo trasciende sus canciones feministas y fortalecedoras y se extiende al medioambiente. En 2008 fue honrada con el Energy Global Award por el Parlamento Europeo por protestar contra las políticas energéticas y de perforaciones.

Reasons I drink (Razones por las que bebo) es su regreso después de años de silencio musical. Ahora, la cantante le canta a la madurez y a la capacidad de mostrarse tal como es. "Estas son las razones por las que bebo, las razones por la que les digo a todos que estoy bien, aunque no lo esté", empieza diciendo la canción.
En junio de 2020 comenzará el tour que la llevará por todo Estados Unidos a presentar 30 shows. La vorágine de la vida on the road esta vez la encuentra bien parada. Será el regreso de Alanis Morissette; la generación X la estaba esperando.