Personajes
Entrevista a Ignacio González

"Siempre tuve un miedo persistente y recurrente a la muerte"

Nombre: Ignacio González Castro Edad: 29 Ocupación: presidente de America Business Forum, conductor de El Legado Señas particulares: aprendió a desprenderse de lo material, fue modelo publicitario durante su adolescencia, le causa temor envejecer.

16.02.2021 11:41

Lectura: 6'

2021-02-16T11:41:00
Compartir en

Por Giovanna D'Uva

¿Qué se siente siendo tan joven haber emprendido proyectos como el America Business Forum y el programa El Legado?
Me siento un privilegiado de poder hacer un trabajo que no lo siento como tal, que me gusta, que me apasiona. Un privilegiado, también, de tener la ambición de hacer cosas y generar un impacto. Yo siempre tuve mucho miedo a envejecer, al paso del tiempo, un miedo bastante recurrente y persistente a la muerte. Siento que lo único que tenemos es el hoy, el ahora y tengo un montón de inquietudes e ideas por concretar. Por suerte, trabajo con un montón de personas que se han transformado en amigos, que me ayudan a bajar a tierra todas esas ideas, esa locura, esa vorágine de estar siempre cambiando y reinventándome.

Respecto al miedo a la muerte, ¿hubo alguna situación puntual que le provocó ese temor?
Se da naturalmente al estar pensando todo el tiempo en el futuro y al estudiar mucho el transcurso de la vida de los otros. Una persona está en el apogeo y luego vas viendo cómo se desvanece. El transitar ese acto final de la vida con dignidad no todos lo saben hacer. Sé que el paso del tiempo te va sacando facultades y creo que viene por ahí el miedo. Lo que hago es que me impulse y estimule a vivir al 100% el hoy.

Desde muy chico aprendió a relacionarse con los adultos ¿De allí surge ese gusto por conocer las historias de las personas?
Siempre digo que el contexto te define. Entonces, al crecer con hermanos mucho más grandes, donde el que me sigue me lleva 10 años, uno va mamando y se va contagiando de la conversación que hay en la casa, de lo que se charla en la mesa. Y creo que de alguna manera eso pudo tener una influencia. Creo que te va formando el carácter y la personalidad. Siempre fui muy curioso de la vida del otro. A veces veo que la gente hace cosas y no se da mucha cuenta de lo que logró. Pierde un poco la perspectiva porque lo vive en primera persona. Creo que se puede aprender de todo el mundo, incluso de las personas con las que no compartís nada. Si le ponés un poco de atención, algo te llevás.

Estudió negocios. ¿Ejerce su profesión?
Hice la carrera de negocios en ORT e hice un intercambio en Estados Unidos. La universidad te da herramientas que después aplicás en la vida, aunque no necesariamente te dedicás puramente a eso. Mi vocación tiene más que ver con la parte artística, de crear contenido, de comunicación. Obviamente cada proyecto tiene que tener un presupuesto, una viabilidad económica y hay que manejar equipos, recursos humanos. Claramente la universidad te da pila de herramientas y la vida te da "n" veces más herramientas que lo que te da la universidad. Lo intuitivo, el aprender haciendo y equivocándose, es importante.

Es aficionado a los autos ¿Qué es lo que más disfruta?
Me encantan desde chiquito. Hasta el día de hoy mis amigos me piden que les recomiende qué auto comprar. Con el tiempo he aprendido a relativizar lo material, porque he tenido la posibilidad de tener autos y con la ansiedad de probar uno u otro, te aburrís rápido de todo. Uno a veces está en esa carrera de querer lo que no tiene y al salir de esa carrera tenés otra perspectiva de la vida. Hoy aprendí a conectar con otras cosas. Lo material no te llena los días, los días te los llenan los momentos, estar con la gente que querés. Sí creo que es importante el dinero para llevar adelante proyectos y poder impactar en la vida de la gente.

¿Es cierto que acostumbra a meditar?
Tuve un momento de introspección y búsqueda personal y ahí meditaba más. Hoy medito, pero mi cable a tierra es sobre todo el deporte. Pienso mucho en movimiento y es una forma de contener la ansiedad galopante que tengo para bien y para mal. También la lectura y estar rodeado de gente que te llena.

¿Tiene algún libro de cabecera?
No tengo libro de cabecera. El autor Tony Robbins me marcó mucho en lo que fue mi desarrollo personal. Además, me gusta mucho la ficción, porque tiene esto de que te retrotrae, te lleva a otros mundos, te estimula. Con un libro te vas a otros lugares, te ayuda a salir de la rutina y del día a día.

Su familia es propietaria de una importante empresa vinculada a la salud ¿Forma parte de ella?
Siempre estuve involucrado, desde el comienzo, dando una mano, y aún sigo vinculado, pero entendí que mi vocación iba por otro lado, no por el de la salud ni de la medicina. Creo que uno tiene que llenarse las horas con algo que le apasione y que no lo sienta como un trabajo, esa es la máxima.

¿Pensó en vincularse al sistema político? 
Creo que no es el momento. La política te hace mejor persona, lo veo en varios líderes políticos. Es una gran herramienta para impactar en el mundo y en la vida de las personas. Y bien ejercida es muy noble. No me cierro a contribuir de alguna forma, capaz más desde lo social. Ahora tenemos el proyecto de armar una fundación que trabaje la motivación y las historias de vida de las personas enfocándose en los jóvenes, sobre todos los liceales que están decidiendo su futuro.

Siempre está buscando historias inspiradoras. ¿La suya es una de ellas?
Creo que todavía es temprano, estoy en la búsqueda, la estoy construyendo e intento compartir lo poco que sé con las personas que se me acercan. Siempre que puedo dar una mano lo hago. Todavía siento que tengo mucho para hacer, muchas ideas en la cabeza, algunas de las que estoy muy lejos, pero creo que tenemos la responsabilidad de convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos y volcar eso a las nuevas generaciones.