Personajes
Entrevista a Álvaro Fajardo

"Me gusta mucho mi trabajo porque es algo totalmente fuera de lo común"

Nombre: Álvaro Fajardo • Edad: 38 • Ocupación: suboficial encargado del faro de Punta del Este • Señas particulares: es apasionado de los libros de historia náutica, tiene muy buena memoria y le gustaría volver a trabajar en el Faro de Isla de Flores

28.01.2020

Lectura: 4'

2020-01-28T07:00:00
Compartir en

Por Giovanna D'Uva

¿Cómo es su rutina como encargado del faro? Mi labor comienza cuando sale el sol. En ese momento subo al faro para apagarlo y bajar las cortinas. Una vez que termino con eso hago una rutina de mantenimiento y limpieza del faro, así como de las boyas y balizas de los puertos de Piriápolis, Punta del Este y Punta Colorada. Con la puesta de sol se enciende el faro y durante toda la noche nos turnamos con el ayudante para descansar, pero siempre tiene que estar uno vigilando que funcione correctamente.

¿Cuánto tiempo hace que desempeña este cargo? Desde 2013. Es el segundo faro en el que trabajo como encargado, el primero fue en Isla de Flores, allí trabajé cinco años. También estuve en el faro de José Ignacio y en Isla de Lobos como ayudante.

¿Ha pasado alguna vez que por alguna razón el faro no se haya encendido? Ha pasado que por diferentes motivos el faro no se encienda, y ahí hay que repararlo. Pueden ser problemas de los cables que hacen cortocircuito o que caiga un rayo y dañe todo el sistema eléctrico.

¿Cómo se procede cuando el faro no enciende? Siempre se intenta solucionar lo más pronto posible. En caso de que no se pueda lo que se hace es llamar a la unidad que mandata a todos los faros para reportar el inconveniente. Ellos emiten un AVUR, que es un aviso urgente al navegante, y mediante los centros de control de Prefectura se comunica a los barcos que el faro está apagado y que se encuentra funcionando con un sistema de emergencia que en vez de ser de 18 millas es de 9 millas de alcance.

La tecnología en el ámbito marítimo ha avanzado mucho y con ella los sistemas de navegación. ¿Considera que los nuevos sistemas de navegación quitan importancia a la función de los faros? Tanto los faros como las boyas y las balizas son esenciales para la navegación y juegan un papel fundamental en la seguridad náutica. La función del faro es indicar al navegante un accidente geográfico en la costa. A pesar de la tecnología que tienen los barcos, los faros siguen jugando un rol muy importante porque los barcos tienen una carta digital y una en papel, y si por alguna razón la carta digital falla, está la de papel, y los faros indican donde están esos accidentes geográficos.

¿Cómo surgió la iniciativa de trabajar en esto? Yo empecé en la Armada en el año 2001, hace 19 años. Por diferentes motivos fui llegando a este puesto, pero no era algo que tenía en mente.
¿Vive en el faro mientras está encargado de él? Sí. Soy de Pan de Azúcar y mi familia está allí. Para visitarlos lo que hacemos es alternarnos con el ayudante de faro para hacer siete días de guardia y siete de descanso. Esos días son los que aprovecho para visitar a mi familia.

¿Qué hace en sus ratos libres? Me gusta mucho leer, sobre todo libros de historia náutica. Me gusta salir a caminar y disfrutar del clima lindo en verano.

El faro es un símbolo de Punta del Este y también del barrio ¿Cómo es la relación de los vecinos con él? Este faro es el cuarto más antiguo del Uruguay y fue la primera construcción en Punta del Este en 1860. La relación de los vecinos con esta infraestructura es muy positiva.

¿Y con usted? Es muy buena también. Al estar aquí solo conozco a los vecinos más cercanos y a los que están todo el año, porque en invierno es muy poca la gente que está por acá.

¿Qué significa este trabajo para usted? Es un orgullo para mí trabajar y ayudar a mi país. Me gusta mucho porque es algo totalmente fuera de lo común y me permite conocer muchos lugares que de otra forma no lo haría. Muy poca gente puede decir que trabaja en un puesto como este.

¿Le gustaría trabajar en algún otro faro? Me gustaría volver a Isla de Flores, es un lugar con mucha historia. Es, además, un lugar que conocí cuando era un niño junto a mi padre, que pertenecía al Comando de la Aviación Naval de la Armada, y tiene mucho significado para mí.