Personajes
Entrevista: Fermín Solana

"Estoy seguro de que lo mejor está por venir"

Nombre: Fermín Solana • Edad: 42 años • Ocupación: Escritor, músico y director de Futuro Refuerzos • Señas particulares: Le gusta escribir de mañana, su refuerzo favorito es el de pescado, cumplió su sueño adolescente cuando fue telonero de Iggy Pop.

25.11.2019

Lectura: 5'

2019-11-25T23:50:00
Compartir en

Por Alejandra Pintos

Sos escritor, tenés un emprendimiento gastronómico y liderás una banda. ¿Cómo te definís?

Según la semana, tengo rachas. Sin duda que mi oficio, lo que más siento, es ser escritor. Eso es un chip que define cómo pienso. Después, el resto de las facetas las asumo, las incorporo y las proceso.

¿Tenés tiempo para aburrirte?

No conozco el aburrimiento. A veces me encantaría poder aburrirme, pero siempre que tengo algún momento ocioso sé que tendría que estar haciendo algo. Más que aburrimiento tengo cargo de conciencia. Y a veces cargo de conciencia de no descansar, también. En todas las actividades siempre tengo una lista de pendientes. No es fácil, porque también hay que vivir.

¿Cómo sos como escritor? ¿Metódico o espontáneo?

Soy un escritor en falta. Futuro Refuerzos y Hablan Por La Espalda me están demandando muchísimo tiempo y no estoy escribiendo lo que me gustaría. Me trato de despertar lo más temprano posible para tener horas de calma previas a la vorágine del celular.

¿Escribís para ordenarte y procesar las cosas?

Cien por ciento. En parte para eso y en parte para quitarles el dramatismo. Escribirlas me ayuda a hacer un proceso en el que logro separarme un poco del acontecimiento y ser un poco más objetivo. Al sacarlo de adentro y plasmarlo en otro lado, le quito lo trágico. Soy una persona un poco dramática, sufro demasiado las cosas cotidianas y hasta me estreso de más. El ejercicio de escribir al respecto me libera.

Fuiste telonero de uno de tus ídolos, Iggy Pop. ¿Cómo fue eso?

Miro para atrás y me parece increíble estar haciendo eso, cumplirme mis propios sueños de adolescente. Cuando fue el recital de Iggy Pop yo estaba con Nuevos Atletas (una revista digital) y escribí un texto de lo particular que fue ese día para mí. Por un lado, Futuro hizo el catering y Hablan Por La Espalda fue la banda de apertura del show, estaba sentimentalmente muy involucrado. Ese día fue muy abrumador, avasallante, desde que me desperté hasta que me fui a dormir. Y ese puzle lo terminé de ordenar cuando escribí la crónica.

Sos hincha de Nacional. ¿Cuál fue el partido más especial para vos?

La final de la Libertadores del año 1988. Tenía 11 años pero lo recuerdo muy vívidamente, fue la última gran gloria no solo de Nacional sino del fútbol uruguayo a nivel de clubes. Son dos partidos atados en uno. La final contra Newell's en Montevideo, que mi viejo me llevó al Estadio con mi tío y mi primo. Ganamos 3 a 0 y tengo el recuerdo de una euforia tan grande que nunca había visto. No se comparó a ninguno de los partidos que viví después. Goleada a un equipo argentino, salimos campeones y encima el último gol lo hizo Hugo de León, que era como el prócer. Después de eso Nacional fue a la final del mundo en Tokio contra el PSV y ganamos. El partido fue a las 3 am y me acuerdo de llorar porque íbamos perdiendo, después empatamos y terminamos ganando por penales después de hora. Cuando finalizó, nos fuimos a 18 de Julio y fue una fiesta.

¿Sos nostálgico?

Cero, no me gusta vivir de los recuerdos. Para mí es supervalioso el hoy, el mañana. Soy hasta antinostalgia; el pensar que lo anterior fue mejor es la primera manera de empezar a morirte. Estoy seguro de que lo mejor está por venir, trabajo para eso. Esa forma de pensar me da ganas de hacer cosas.

Es muy punk esa filosofía, ¿no?

La escuela mía es el hardcore punk, el Do it yourself (hazlo tú mismo) me marcó mucho. En cierta forma se trata de ser autodidacta. Por ejemplo, yo me crie en un Montevideo en el que todos entendíamos que no pasaba nada. A medida que fui creciendo tomé una resolución de tratar que pasara algo, para que la gente que tiene ese mismo hastío o inconformismo pueda sentirse identificada. Mi banda no es masiva, pero no importa, que haya un grupo de personas que se identifiquen con ella hace que valga la pena.

Sos director de Futuro Refuerzos. ¿Te imaginabas como empresario hace unos años?

Ya había tenido una breve experiencia con una tienda de ropa entre 2002 y 2005. Era una época en la que no había redes sociales, era mucho más difícil que ahora hacer algo. Lo que sí no me esperaba era la dimensión de Futuro, que creciera tanto. La presión es cada vez más grande y la responsabilidad también. Me cambió mucho, maduré.

¿En qué momento está ahora Hablan Por La Espalda?

En un renacer. Pasó un tiempo en el que si bien para afuera se veía como que la banda iba por buen camino, creciendo, puertas para adentro estábamos un poco estancados. Ahora se destrabó la energía, salió el disco y la gente está re-contenta. Con la nueva formación hicimos un disco supersólido.

¿El rock está muerto?

Yo creo que hay un rock contemporáneo que está supervivo, pero que no está pasando acá, en estas latitudes. A mí me interesa el rock que es experimental, que se va transformando, y hay países en los que eso está vivo.