Personajes
Entrevista a Kenneth George

"Cuando se lee a Artigas perfectamente se podría estar leyendo a George Washington"

Nombre: Kenneth George • Edad: 71 • Ocupación: embajador de Estados Unidos • Señas particulares: ranchero y petrolero de Texas, toma mate cada mañana, su cuadro favorito en su residencia es un Figari y le gustaría recorrer Uruguay en moto.

01.01.2020 06:00

Lectura: 5'

2020-01-01T06:00:00
Compartir en

Por Rosana Zinola

El 8 de octubre presentó cartas credenciales como embajador en Uruguay. ¿Qué espera de su misión? Que me recuerden como una persona apasionada por Uruguay y por las oportunidades de futuro que tiene este país, especialmente en los niños. Hace cuatro semanas estuve en Piriápolis en la Feria Nacional de Ciencias, en la que participaron 650 niños del país. Había 260 proyectos de chicos de 9 a 16 años, la mayoría niñas. Me emocionó mucho ver a tantos de ellos interesados en el futuro, en el personal y en el del país.

¿El futuro está en la ciencia? Sí, pero no solo en la ciencia, en la tecnología. Lo que me desilusionó fue que yo era el único embajador presente y que no salió ningún artículo en la prensa. Ellos representan el futuro. Quiero que la gente sepa que este embajador y Estados Unidos se interesan por ustedes y realmente les desean lo mejor. Uruguay es un país único en Latinoamérica desde el punto de vista del compromiso con la democracia, por sus elecciones libres, su transición pacífica de poder. Uruguay representa un faro en América Latina.

Su primera visita a Uruguay fue en 1981. ¿Vino en busca de petróleo? No, no, yo tengo suficiente petróleo en Texas. El gobierno del presidente Ronald Reagan me contrató para desarrollar una nueva agencia llamada Servicio Extranjero para el Comercio en más de 40 ciudades en Estados Unidos y más de 120 ciudades extranjeras. Mi trabajo era desarrollar el comercio, promover las licencias, los joint ventures y crear trabajos. Viajaba a varios puntos de Brasil, Santiago, Buenos Aires y Montevideo. Recuerdo que desde la ventana del hotel veía autos Chevy del 50 y Ford de los 60, Montevideo parecía un museo. Después, con mi familia volvimos muchas veces porque a todos nos gusta cazar; cazamos palomas y patos en Uruguay, perdices en Argentina y pescamos en la Patagonia.

También le gustan los caballos. ¿Fue campeón de equitación? Me encantan. Tuve caballo antes de tener una bicicleta, a los 5 años. Mi primer caballo se llamaba Black-jack, era bien negro. También me desarrollé a nivel ecuestre, hacía salto y competí con la selección nacional. Ahora me pasé a las motos.

Usted es ranchero. ¿Come carne a menudo a pesar de que no es tan buena para la salud? En mi familia comemos carne cada día. Yo tengo vacas en mi rancho y mi esposa Tricia tiene sus vacas en el suyo. Tengo 71 años y me siento fuerte. No sería un problema para mi salud porque hago ejercicio, bicicleta, pesas y tengo una máquina de hacer remo. Además, he corrido siete maratones en el mundo, en Dallas, en Hawai y las más importantes, la de Boston y la de Nueva York, que corrí dos veces. Pero la más interesante fue la maratón original en Atenas, que comienza en el sitio de la batalla de Maratón y termina en Atenas.

¿El mejor vino es argentino o uruguayo? (ríe) No tengo un paladar muy refinado. Mi bebida favorita es el tequila, pero la otra noche probé vinos muy buenos de Bodega Garzón. A mi esposa le gusta el tinto y a mí el tannat. Pero además admito que me gusta mucho el torrontés de la bodega de un amigo en Cafayate. Me gustan los vinos de los dos países.

Cuando lleguen sus hijos y sus nietos a pasar las Fiestas, ¿qué les mostrará de Uruguay? Punta del Este, varias bodegas, el Palacio Legislativo y el Mausoleo de Artigas, para que lean sus frases. Cuando se lee a Artigas perfectamente se podría estar leyendo a George Washington. Quiero que ellos vean y entiendan más de Uruguay, que no sea solo lo que hablan con su padre por teléfono.

¿Qué significan los dos anillos que lleva puestos? ¿Qué pasa con los anillos que todos me preguntan? Este (señala el de la mano derecha) fue de mi padre (se emociona). Es muy importante para mí. Y el otro me lo dieron los empleados de una de mis empresas cuando la vendí. Tenía 15.000 empleados y estábamos en el mercado de los hospitales.

En Uruguay todavía se recuerda la serie de televisión Dallas. ¿Tiene algo en común con su protagonista JR Ewing? (Ríe a carcajadas) No, solo tengo una esposa y ninguna amiga. La historia es una fantasía, pero conocí el rancho de Southfork, cerca de Dallas. Tengo una anécdota muy divertida. Cuando trabajaba para el gobierno de Reagan viajé a Túnez y cuando iba camino al hotel en la noche la ciudad estaba desierta. Yo pensaba: ¿dónde están todos? Entonces el conductor me explicó que era la hora de la serie Dallas. ¡Todo el país miraba Dallas! Increíble. Obviamente, les dije que yo era de Dallas y me preguntaban si conocía a JR.

¿El presidente Trump vendrá a la asunción de mando de Luis Lacalle Pou? No lo sé, quién sabe, mañana podría estar en Afganistán. Honestamente, no lo sé, pero alguien importante vendrá porque Uruguay es importante para nosotros.

Estados Unidos y Uruguay mantienen relaciones desde 1867. Sí, para mí es clave resaltar la larga y positiva relación entre nuestros países. Siempre los apoyamos, en 1902, 1906, en la Primera Guerra Mundial, en la Segunda Guerra Mundial y cuando la crisis financiera enviamos miles de millones de dólares para que sus bancos pudieran funcionar. Siempre estamos. Lo que todavía siento extraño es la percepción de mucha gente, que nos ve como una potencia imperial del Norte y esto no tiene sentido. Creo que es porque no les recordamos que cuando nos necesitaron siempre estuvimos y siempre estaremos.